Información sobre SEDISA

El gasto sanitario per cápita evidencia el esfuerzo español en el sector


El sostenimiento de la Sanidad pública constituye un problema con o sin crisis económica, según los expertos

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante y Miguel Ángel Escobar. Vitoria (Álava) / El gasto sanitario per cápita constituye una variable económica del sector que, en el caso de España, deja en evidencia el esfuerzo realizado en los últimos años, según ha explicado Jesús Martino Sánchez, gerente del Complejo Hospitalario de Albacete, durante la segunda jornada del 2º Encuentro Global de Directivos de la Salud, evento organizado por Sanitaria 2000, grupo editor de Redacción Médica, con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y el patrocinio de Becton Dickinson, Boston Scientific, Dräger Medical, Gasmedi y Gilead.

JPEG - 41.5 KB
Manuel Alcaraz, Mariano Guerrero y Jesús Martino Sánchez, durante la segunda jornada del encuentro celebrado en Vitoria.

Con todo, la inversión llevada a cabo por los Gobiernos españoles en materia sanitaria no se ha traducido, en la práctica, en un gasto con relación al producto interior bruto (PIB) por encima del que presentan naciones del mismo entorno geográfico y cultural como Francia, Alemania y Canadá, que están a la cabeza en este sentido.

Al hilo de este argumento, Martino Sánchez defendió el relativo éxito de la política sanitaria española y, en concreto, el traspaso de las competencias en este campo del Gobierno central a las comunidades autónomas, que, como es bien sabido, comenzó en 1981 en Cataluña y se completó en su totalidad en el año 2002. En este sentido, Martino Sánchez aludió a la figura del economista Enrique Costas Lombardía, quien, en su momento, mostró con intensidad “su pesimismo” con relación al proceso iniciado en la Sanidad española. Pese a sus predicciones, el ponente dio a entender que el gasto sanitario en España, inferior en general al de otros países, demostraba el acierto del modelo autonómico.

Tal vez por exigencias del guión –el debate exigía dos posturas contrapuestas–, el gerente del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, Manuel Alcaraz, citó un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) según el cual los costes en la Sanidad española se acumulan con tendencias inflacionistas y compromiso inexorable del sostenimiento a largo plazo del Sistema Nacional de Salud (SNS). En particular, Alcaraz puso de ejemplo el centro que dirige, donde ha habido una evolución ascendente del coste con un pico de subida a partir de 2007.

Ambos ponentes coincidieron, por otra parte, en la capacidad del sistema sanitario público para generar riqueza y no sólo por el planteamiento “marxista” de que repara la salud del trabajador y, en consecuencia, lo recupera para la actividad productiva del país. Entre las opiniones del público recogidas por este periódico, una vez más Mariano Guerrero, director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud Grupo, intervino para destacar la labor del sector privado en la Sanidad española, sin restar méritos a su vertiente pública, por cuanto “los sistemas privados se han revelado eficientes y complementarios y han hecho posible una sinergia para sacar beneficios mutuamente”.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email