Editorial

EDITORIAL

Escuelas de negocios: ¿herramienta para el conocimiento del directivo sanitario?


Isabel Tovar García. Vocal Junta Directiva de SEDISA. Coordinadora de Proyectos Técnicos en Salud. Consejería Sanidad y Dependencia. Junta de Extremadura

Es de todos conocido que una Escuela de Negocios es una institución de nivel universitario que enseña materias como contabilidad, economía, mercadotecnia, finanzas, estrategia, metodología y comportamiento organizacional. Son instituciones que se dedican a profundizar en el conocimiento en la administración de empresas o del management. Desde que, según algunos autores, el Marqués de Pombal, constituyó en 1759, la primera escuela de negocios (El Aula do Comércio de Lisboa) ha llovido mucho y ha dado a tiempo a centrar el abanico de posibilidades que estas instituciones aportan al conocimiento.

Desde esa fecha histórica del siglo XVIII han aparecido muchísimas Escuelas de Negocios. La Escuela de Negocios más antigua que sigue en activo es la ESC (París), fundada en 1819 por el famoso economista Jean Baptiste Say. A partir de ahí hemos asistido a un prolífico movimiento de creación de Escuelas de Negocios en todo el mundo. Debemos destacar muchas de ellas, de gran prestigio, diseminadas en la esfera mundial, con una oferta amplia en programas formativos, masters y todo tipo de formación avanzada especializada en el acercamiento al mundo del management.

Hoy en día existen cientos de instituciones especializadas, y las principales universidades del mundo cuentan con sus propias escuelas de negocios. Son valoradas según especializaciones y acreditadas por prestigiosas organizaciones. Son instituciones serias que imparten formación muy especializada y que manejan programas formativos de ultima generación. El método del caso ha sido completado por métodos novedosos de aplicación práctica, actividades outdoor y un entrenamiento muy focalizado a las habilidades directivas.

Es por todo ello por lo que debemos plantearnos la conveniencia de potenciar el acercamiento a las Escuelas de Negocios de todos los directivos sanitarios. La formación y la especialización que ofrece una Escuela de Negocios no está reservada al prototipo de directivo de empresa.

Los directivos sanitarios quieren y deben formarse en todos los aspectos de conocimiento empresarial y de habilidades directivas que las mismas aportan. La prestación sanitaria es un derecho de todos los ciudadanos españoles que pretenden recibir asistencia de calidad. Nuestros directivos deben estar cada día más capacitados en el manejo de claves de eficiencia para la asignación eficiente de unos recursos escasos.

Liderar las organizaciones sanitarias, publicas o privadas, es un estado del arte que se exige a los responsables de la gestión sanitaria. Liderar hoy, es saber estar en sintonía con las corrientes de desarrollo que el mundo civilizado y la Unión Europea nos exigen cada día. La formación que se imparte en centros de negocios, donde los directivos sanitarios conviven con cualquier otro directivo de cualquier otro campo, favorece el intercambio de conocimientos de los diferentes ámbitos y potencia el nacimiento de sinergias.

Tenemos por tanto que plantearnos que nuestra sociedad, SEDISA que tanto trabaja en el perfeccionamiento directivo, debe dar un paso más y comprometerse con el aprendizaje y el desarrollo individual de sus socios. Porque todos ellos son personas con responsabilidades directivas en empresas y organizaciones.

SEDISA debe profundizar en el conocimiento directivo, a través de un proceso formativo excelente, en que se acerque al directivo sanitario a una serie de competencias relacionadas con la gestión, el buen gobierno, creatividad, el liderazgo y la innovación a fin de conseguir unos resultados de alto impacto. Con ello ayudaremos a aumentar la capacidad de generar conocimiento para conseguir un mundo mejor y más justo, apoyándonos en los sólidos cimientos de la capacidad, la competencia y la ética de personas y de organizaciones sanitarias.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email