CLAUSURA DEL 17º CONGRESO NACIONAL DE HOSPITALES

Broche de oro color esperanza


Por Isabel Tovar

UNA ATREVIDA APUESTA: GESTIÓN DIFERENTE PARA TIEMPOS NUEVOS

LEILA NAVARRO. JOSÉ MARÍA GASALLA ROADS SHOW CONFERENCE

http://www.roadshowconference.com

El 17º Congreso Nacional de Hospitales eligió para poner el cierre de oro una sesión atrevida y diferente. Tuvimos la oportunidad de asistir a un acto novedoso , un Roads Show a cargo de Leila Navarro y Jose Mª Gasalla. Ambos deleitaron al numeroso auditorio impregnandonos de un estilo de dirección diferente, basado en habilidades directivas especiales y muy diferentes a las que estamos habituados en nuestros círculos de gestión.

JPEG - 52.2 KB
Leila Navarro y José María Gasalla.

Al final de la sesión, todos los asistentes estabamos emocionados ante la perspectiva de asistir a un modelo de dirección basado en la Confianza,que puede aplicarse con éxito a nuestro trabajo de gestión sanitaria y abrir un horizonte de luz. Gestionar con y para la confianza. Al final acabamos cantando la canción “COLOR ESPERANZA” de Diego Torres, cuya letra es un manifiesto de gestión eficiente.

El ambiente de la sala se cargó de emoción, con un congreso finalizado superando todas las espectativas, con la sensación de “ misión cumplida” , y con los sentimientos a flor de piel por la música vivida al unisono por todo el auditorio, desde el corazón.

AUTOMOTIVACIÓN, APRENDIZAJE Y CONFIANZA

Con un estilo único, como sólo ellos saben hacer, con un aire desenfadado y provocador, que imprime en el ambiente su poder innato de motivación, José María Gasalla y Leila Navarro. Toda una escenificación puesta en marcha, para darnos las claves del éxito en este nuevo tiempo que nos toca vivir.

Automotivación, aprendizaje y confianza, presentados como el eje de su conferencia, son los tres pilares esenciales, hoy en día, para que las organizaciones obtengan mejores resultados a través de las personas.

Durante su intervención, además de ofrecernos una fotografía de la actualidad, nos proponen una serie de recursos, al alcance de todos para poner una dosis de optimismo y alguna que otra solución para encarar el futuro.

La situación del mercado ha cambiado de forma global, lo que indica que la fórmula utilizada hasta ahora ha dejado de tener vigencia. Ha llegado el momento de adaptarse al nuevo contexto. Como bien dice Gasalla, si estamos en tiempos distintos, tendremos que comenzar a hacer cosas diferentes. Y lo diferente en las organizaciones, consistirá en dejar a un lado la gestión basada en el miedo y el control, para evolucionar hacia la gestión por confianza y a lograr el compromiso de forma bilateral, casi simbiótica, donde entidades y empleados desarrollen un clima que permita el desarrollo de las personas, algo que se verá reflejado en mejores resultados empresariales.

El impulso llegará de la mano de un nuevo liderazgo, que necesariamente pasa por varias vías. Por un lado, la construcción de espacios de confianza, para que los colaboradores puedan hacer crecer su automotivación. Por otro, abandonar los viejos paradigmas, con la dificultad que ello implica en las organizaciones.

Asimismo, será necesario reflexionar sobre la humildad y autoestima. Humildad para reconocer que nos somos el dogma, que no sabemos todo ni tenemos todas las respuestas. Autoestima, para encarar la vida de una forma positiva, para dejar de lado, de una vez por todas, la cultura de la disculpa, del “errar es humano” y como dice Leila, cambiarlo por “acertar es de humanos”, para comenzar a ver el mar de oportunidades que es la vida. Nuestra actitud es la que nos conduce al éxito, y parafraseando a Navarro, “nada cambia si yo no cambio”, así que ha llegado el momento de ponerse a hacer la tarea.

El primer paso para lograrlo, es conocerse, saber cuáles son tus capacidades y limitaciones. A continuación, trabajar el lenguaje positivo y el refuerzo personal, poner énfasis en las fortalezas y recursos individuales, que son nuestro diferencial. Potenciar aquello que nos hace especiales y que supone nuestro valor añadido. A partir de ahí, trabajar las debilidades, que son nuestro desafío de desarrollo personal. Todo ello eleva nuestra autoestima y el nivel de confianza en nosotros mismos.

Estamos ante unas circunstancias que hacen obsoleto el mensaje de hacer lo posible en las organizaciones, eso ya no es suficiente. Ahora hay que hacer lo imposible, como le gusta decir a Leila. Tomar el riesgo de forma conjunta, buscar otras alternativas distintas. Ahí es donde nace el compromiso. En los sistemas abiertos y sostenibles, se comprometen más allá del deber y la responsabilidad. En este ambiente no hay cabida para la queja, la culpa o la crítica; el quejido organizacional y el victimismo no encuentran aquí su hueco.

Para Gasalla, cambiar también pasa por “aprehender”, por realizar un aprendizaje aplicado, que no se queda en teoría, sino que se integra y actúa. Si el aprendizaje se acompaña además de humildad, generosidad y flexibilidad, los nuevos líderes podrán hacerlo extensivo a toda la organización.

Por otro lado, el nuevo entorno lo asocia también al concepto de inclusión. Aceptar la rica diversidad que un mundo globalizado nos ofrece, sumar esfuerzos, donde se pueda hacer mucho con poco y donde se incorpore el concepto de “yo gano, tú ganas”, supone dejar a un lado las actitudes reduccionistas del pasado.

Con este repertorio, llegamos a la clave que desencadena el compromiso en las organizaciones, la confianza. Un sistema que imprime esta característica desde lo más alto del liderazgo reduce los costes que suponen los mecanismos de control, supone capacidad profesional, consciencia de uno mismo y del resto, imprime claridad, conlleva cumplimiento y significa coherencia, consistencia y coraje. La suma de estos valores añadidos en un líder, se transforma en compromiso por parte de su equipo de colaboradores, lo que a su vez se refleja en la mejora de los resultados obtenidos.

Hacer este genial repaso, desde los paradigmas, hasta el aprendizaje o la autoestima, pasando por conceptos como inclusión o la confianza, en un marco de participación, sorpresas y divertimento, es lo que hace que disfrutar del Road-Show de Leila Navarro y José María Gasalla, sea una actividad muy recomendable y sobre todo, un lujo. No en vano, los años de experiencia acumulada con personas, en organizaciones y escuelas de negocios, junto a la elevada dosis de calidad humana de ambos, arrojan este sensacional resultado.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email