Libros

Martha C. Nussbau. Ed Katz Buenos Aires 2010

Sin fines de lucro


Por Jordi Colomer Mascaró. Profesor y Consultor de la UOC

Un mundo global comporta la necesidad de un mayor conocimiento de las distintas culturas. Es un mundo más complejo que requiere una mayor capacidad de observación y de respeto para todo aquello que es distinto a lo que nos rodea. Sin embargo, la proximidad entre la diversidad de las culturas no se ha acompañado de la necesaria reducción de prejuicios y fomento por la sensibilidad de la diferencia.

Para Martha Nussbaum estamos en medio de una crisis de proporciones gigantescas y de enorme gravedad a nivel mundial. Es la crisis en materia de la educación que pasa inadvertida, cómo el cáncer, y que según la autora puede ser mucho más perjudicial para la democracia que la crisis económica.

Las distintas naciones al descartar de sus sistemas de educación las materias relacionadas con las artes y las humanidades, se están evitando ciertas aptitudes que son necesarias para mantener viva la democracia. Lamentablemente se ha dejado de lado la idea del desarrollo personal basado en la imaginación y en el pensamiento crítico. Esta exclusión de estas aptitudes no se limita al mundo occidental, sino también el oriental, conocedora la autora de ambos mundos y sus formas de pensamiento.

La crisis en la educación se puede resumir en palabras de Martha C. Nussbaum en que si las cosas que sí importan son aquellas que preparan tan solo para una carrera laboral y esta tendencia se prolonga, las naciones de todo el mundo en breve producirán generaciones enteras de máquinas utilitarias, en lugar de ciudadanos cabales con la capacidad de pensar por sí mismos.

Martha C. Nussbaum filósofa especializada en los clásicos y profesora de ética de escuela de leyes de la universidad de Chicago es una defensora del cultivo de la humanidad en la educación.

Para la autora con el fin de cultivar la humanidad se requieren tres habilidades: Disponer de un examen crítico de uno mismo y de las propias tradiciones, con la finalidad de pensar por nosotros mismos en lugar de simplemente remitir nos a la opinión de la autoridad transmitida por la tradición o que se haya hecho familiar a través de la costumbre. Una segunda destreza basada en la capacidad de vernos como seres humanos vinculados a los demás por lazos de reconocimiento y mutua preocupación. Y una tercera con disponer de una imaginación narrativa. Esto es, la capacidad de pensar cómo sería estar en lugar de otra persona.

Termina Martha C Nussbaum con esta reflexión “Aunque el conocimiento no garantiza la buena conducta, la ignorancia es casi la garantía de lo contrario” Sin ánimo de lucro es una llamada a promover habilidades humanísticas a los estudiantes de cualquier disciplina porque no sólo son útiles para el desarrollo económico actual, sino porque pueden garantizar una mayor calidad social.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email