Información sobre SEDISA

EXPUESTAS LAS EXPERIENCIAS DE LOS HOSPITALES DE SANTIAGO, BASURTO Y SANT PAU

Las Unidades de Cuidados Críticos exigen la interrelación eficaz de varios servicios


María Márquez / Imagen: Diego S. Villasante / Miguel Á. Escobar. Baiona

Francisco Vilanova, gerente del Hospital Universitario Lucus Augusti (Lugo) fue el encargado de moderar la última de las mesas de este I Encuentro de Directivos Gallegos celebrado en el Parador de Baiona. En ella, tres profesionales explicaron las claves de la ‘Gestión de Unidades de Cuidados Críticos’. En primer lugar, José Castillo, responsable de la Unidad de Neurociencias del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, apostó por un trabajo interrelacionado entre varios especialistas en estas Unidades ya que “el acceso a muchos pacientes es imposible hacerlo desde una sola especialidad”. Para ello, la modificación de objetivos “no solo del Hospital sino también del Servicio” es clave en su opinión para “rentabilizar el sistema, sobre todo en vacas flacas”.

En la Unidad que dirige se partió de la interrelación de cuatro áreas (Neurocirugía, Neurradiología, Neurología y Neurofisiología) con el objetivo de “buscar sinergias” con el 061 y AP, que sin embargo no se han conseguido del todo en el nivel esperado, tal y como admitió. Los criterios de “prevalencia, gravedad, especialización y tecnología” se presentan como esenciales para la asistencia a los numerosos pacientes de patología cerebral que atiende el Sergas, siendo el ictus la que causa más impacto y lo que dio pie a Castillo a demandar unidades centradas en esta enfermedad.

Sin ser una Unidad de Gestión Clínica propiamente dicha, el Servicio de Anestesia del Hospital de Basurto (Bilbao) ha desarrollado una asistencia conjunta en la que prima que “clínicos y gestores hablemos un lenguaje común”, según el Jefe de Servicio, Luciano Aguilera. En el día a día, los problemas en ocasiones surgen al trasladar “conceptos europeos” de Reanimación al lenguaje español y que tienen, como telón de fondo, “la escasez de recursos económicos”.

En Basurto, siguen los criterios de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) para evaluar la calidad asistencial y apuestan porque el “área de críticos se conciba como una sola área con los servicios conectados entre sí”. Un modelo que tiene un lado positivo y negativo, ya que mientras que entre otras ventajas “ahorra médicos para la cobertura de guardias y posibilita cerrar camas ahorrando personal de Enfermería”, se encuentra también con la reticencia, según Aguilera, del trabajo conjunto entre intensivistas y anestesistas, dos especialidades en fricción “muchas veces por intereses personales”.

El director médico y de docencia del Hospital Sant Pau de Barcelona, Salvador Benito, dedicó su exposición a explicar la trayectoria asistencial del centro y la progresiva transformación de sus Unidades de Cuidados Críticos. Las "Unidades abiertas” dieron paso a la evaluación de los Jefes de Servicio cada cuatro años, que ocasionó más de un quebradero de cabeza porque las expectativas no se cumplieron tal y como se esperaba, de forma que la evaluación de la actividad docente y asistencial concluyó que los grupos de trabajo “no veían a un líder, afán de planificación ni empatía”, parámetros clave para el buen funcionamiento de la Unidad, según Benito.

JPEG - 123.3 KB
De izquierda a derecha: Luciano Aguilera, Jefe de Servicio de Anestesia y Reanimación del Hospital de Basurto; el moderador, Francisco Vilanova, gerente del Hospital Universitario Lucus Augusti; Salvador Benito, director médico y de docencia del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona; y José Castillo, responsable de la Unidad de Neurociencias del Hospital Clínico de Santiago de Compostela.
JPEG - 125.2 KB
De izquierda a derecha: Laura Ballesta, directora médica del Hospital da Costa (Burela); Félix Rubial, director médico del Hospital Lucus Augusti; Javier Pena, subdirector general de Recursos Humanos (RRHH) del Sergas; Mercedes Castro, subdirectora general de RRHH del Sergas, y María del Mar Vélez, directora médica del Hospital del Barbanza.
JPEG - 99.6 KB
De izq. a dcha.: José Antonio Ortigueira, director asistencial del Complejo Hospitalario de Pontevedra; Cristina Fernández Romeo, médico de Atención Primaria; Tomás Ardid, director de Centro del Hospital Montecelo (Pontevedra); Martin Díaz López, director médico del Hospital Comarcal de Monforte (Lugo); y Eloy Moral, jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Complejo Hospitalario de Pontevedra.
Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email