Columna

Impulsar un cambio posible en el sistema sanitario


McKinsey&Company. Fedea. Fundación de Estudios de Economía Aplicada.

Este informe pretende “dar un primer paso” para generar el debate activo sobre la necesidad de evolución del actual sistema sanitario, a través de una serie de medidas de impacto que sirvan como referente para implantar dichos cambios en el futuro. La finalidad de estos cambios sería hacer sostenible el sistema y preservar la identidad esencial del modelo. En estos cambios deben participar pacientes, profesionales y pacientes.

Inicialmente plantea una serie de premisas, aportando los datos que lo ratifican:

• El sector sanitario es uno de los principales sectores productivos de la economía española. • Nuestro sistema sanitario está en una buena situación. • A corto plazo, la situación financiera del sistema es muy compleja • A medio plazo, la situación financiera puede conducir a una pérdida de los valores de calidad, equidad y accesibilidad del sistema. • El aumento de la demanda y los recursos pueden conducir a un aumento inasumible del gasto sanitario.

Para evitar este escenario debe producirse una corresponsabilización de todos los agentes:

• Los pacientes deben adquirir una mayor conciencia sobre su propia salud y sobre el uso que hacen del sistema sanitario. • Es necesario que los profesionales sean los catalizadores del cambio y ayuden a lograr un mayor equilibrio entre sus objetivos y los de calidad y eficiencia del sistema. • Los gestores y administradores del sistema tienen que asegurar la utilización más eficiente y equitativa de los recursos públicos puestos a su disposición.

El informe propone una serie de medidas, la mayoría de ellas ya propuestas con anterioridad, pero que por diversas razones no se han llevado a cabo, y cuya ejecución es, sin embargo, absolutamente necesaria:

1. Mecanismos de corresponsabilización de los usuarios:

• La introducción del ticket moderador del consumo en Atención Primaria y urgencia. • Modificar el modelo actual de pago farmacéutico para dar respuesta a sus limitaciones.

2. Incorporar de forma sistemática de las nuevas prestaciones y de la innovación terapéutica en el sistema:

• Optimización del coste-efectividad de los tratamientos a incorporar. • Establecimiento de un mecanismo adecuado de financiación.

3. Incrementar la transparencia en el desempeño de los proveedores de servicios sanitarios

4. Fomentar la autonomía de gestión y reforzar los esquemas de incentivos a los centros y a los profesionales.

• Fomentar la autonomía de los profesionales. • Reforzar los esquemas de incentivos y mecanismos de gestión de consecuencias.

Concluye este informe con una llamada a la responsabilidad de todos los agentes activos del sistema para lograr la sostenibilidad del sistema.

Comentario: Dr. Julio Villalobos Hidalgo

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email