ARTÍCULOS

La Unidad de Corta Estancia (UCE) como herramienta para la mejora de la Gestión Hospitalaria


Raquel Martínez Iglesias, 1; Miguel Marcos, 2; Concepción Ceballos 3; Zapico Nican, 3; Reyes Pilar. Gerencia de Atención Especializada (1) Servicio de Medicina Interna (2) Dirección Médica (3) Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

Introducción.

El crecimiento constante del gasto sanitario, la adecuación y calidad de las actuaciones asistenciales y su indicación, la seguridad de la paciente y el hecho de que la hospitalización suponga una alteración sociofamiliar a la persona justifican la búsqueda de la eficiencia hospitalaria mediante la determinación y posible corrección del uso inadecuado de la hospitalización1. La gestión clínica habitual requiere una permanente toma de decisiones sobre aspectos organizativos, indicación, priorización y realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos que obligan a un proceso de adquisición constante de información médica y de actualización2. Diversos estudios descriptivos han constatado el elevado porcentaje de ingresos y de estancias inadecuados en hospitales de agudos y, en este sentido más del 9% de los ingresos y más del 29% de los días de hospitalización eran inadecuados 3.

Así, entre las alternativas de uso y adecuación al mismo y a modo de ejemplo, en un Hospital Clínico Universitario4 es, desde el Servicio de Urgencias donde se selecciona a los pacientes, a criterio de los médicos que allí les atienden, en razón de su diagnóstico, gravedad, complejidad y situación sociofamiliar, con el ánimo de conseguir que un proceso agudo o crónico agudizado de no excesiva gravedad, de diagnóstico conocido, que necesite pocas exploraciones complementarias, en un paciente sin problemas sociofamiliares, se resuelva haciendo el mejor uso de la adecuación hospitalaria.

En general, en la UCE se atiende en régimen de ingreso a pacientes del área médica cuya enfermedad aguda actual se prevé que permitirá un alta rápida, supone un instrumento que, entre otras funciones, desarrollado como alternativa a la hospitalización convencional, desde la hipótesis de que la atención médica a pacientes en los que se prevé una estancia reducida, puede ser más adecuada en una unidad separada y con un equipo especializado4,5. Y es que, el rápido avance de las técnicas diagnósticas y terapéuticas, la incorporación de nuevos modelos de gestión y las herramientas informáticas dificulta alcanzar una experiencia personal válida y segura como “patrón oro” en la toma de decisiones5 de gestión asistencial.

De ahí la necesidad de disponer de métodos que faciliten la puesta en práctica con cotidianidad para la toma de la mejor decisión posible a través de la revisión sistemátizada de la literatura científica, avalada en experiencias previas y en el análisis de sus resultados 6-10. Por ello en este documento son dos los objetivos relevantes: combinar y resumir los resultados de estudios previos para identificar y explicar los resultados de experiencias previas en la implementación de Unidades de Corta Estancia (UCE) 11-13.

Por este motivo, con el objetivo de evaluar la influencia de la implantación de unidades de observación y/o estancia corta en la calidad, efectividad y eficiencia de la prestación de servicios de salud en España, se ha llevado a cabo esta investigación mediante una revisión sistemática de la literatura para identificar estudios que evaluaran los resultados de la implantación de unidades de observación o de estancia corta en España.

En nuestro medio, las UCE comenzaron a aparecer en la década de 199011,12, sin criterios claros para su implantación o funcionamiento, adscribiéndose a distintos servicios hospitalarios, como Medicina Interna13 y Neumología14, o directamente a Urgencias15 (denominándose, en este caso, “unidades de observación”). De igual forma, la evaluación de los resultados obtenidos por estas unidades ha sido muy variable, sin existir uniformidad en los criterios empleados para analizar la efectividad de los cuidados de salud que prestan o la calidad de los mismos, fundamentalmente en relación con la hospitalización convencional.

Así, La tasa de mortalidad en dichas unidades osciló entre 0% y 3,8%, excepto en el estudio de Martí-Cipriano et al16, centrado en pacientes geriátricos y pluripatológicos, donde alcanzó el 9,8%. La estancia media de los pacientes ingresados en las UCE, han puesto de manifiesto cifras menores a 5 días y la tasa de reingresos al mes osciló entre el 17,1%17 del estudio de Pareja et al en pacientes geriátricos y el 2,7% en estudios llevados a cabo en una UCE de pacientes respiratorios14 o sobre pacientes ingresados con neumonía en una UCE general18.

Gómez Vaquero et al19 evaluaron, mediante una encuesta, la satisfacción de los pacientes en una UCE de urgencias. En él, la acogida, el personal, la coordinación entre profesionales y el horario de visitas fueron valorados como muy bien o bien por el 99% de los pacientes. Peor valorados fueron los aspectos de hostelería, donde el 44% de los pacientes calificaron el nivel de ruido como regular o mal. Finalmente, el 76% de los pacientes consideraron que se había solucionado su problema de salud.

Martí Cipriano et al17 estimaron que una UCE de pacientes ancianos y crónicos había liberado 15 camas/día en el conjunto del hospital. Por su parte, Villalta et al20 cuantificaron el porcentaje de estancias inadecuadas en una UCE en un 6,9%, con sólo 2 ingresos inadecuados (0,6% del total).

La reducida estancia media es la razón de ser de las UCE. Entre las causas responsables de la misma se encuentran, entre otras: a) la selección de pacientes para ingreso en dichas unidades (con una expectativa de alta precoz por presentar menos comorbilidades o GRD concretos); b) la derivación a otros niveles de hospitalización si los pacientes presenten alguna complicación durante el ingreso o en caso de que la estancia del mismo se prolongue; c) la dotación de más personal en relación a las unidades de hospitalización convencional (lo cual permite su funcionamiento en horario de mañana, tarde o incluso fin de semana); d) la creación de protocolos o guías clínicas que incluyen tanto el manejo hospitalario como el manejo al alta o derivación a otro nivel; y, e) la priorización de los pacientes ingresados en las UCE para realizar pruebas complementarias o derivación a otras estructuras hospitalarias.

Por lo que se refiere a la reducción de la estancia media del conjunto de pacientes ingresados en el hospital, o en su defecto, de los pacientes ingresados en el área médica o servicio hospitalario donde se implanta la UCE, sugiere una mejora en dicho parámetro y que la implantación de una UCE reduce el conjunto de la estancia media, bien en el conjunto de Servicios médicos11,12 o en un Servicio concreto (13).

Dentro de los costes no sólo se hace preciso considerar los directos, sino también los costes indirectos, pues el cuidado al paciente que es dado de alta precozmente de una unidad de este tipo debe requerir un plan de continuidad con el siguiente nivel asistencial, para así evitar el riesgo de reingreso21. Diferentes autores coinciden en no observar entre los factores de inadecuación de las estancias hospitalarias la inadecuación del ingreso, la estancia media, la edad, el sexo, el diagnóstico al ingreso o el lugar de residencia, que en algún caso se han hallado en estudios descriptivos referidos a grupos de pacientes representativos del total de un servicio de medicina interna o de un hospital (22,23,24,25,26).

En cualquier caso, probablemente la principal virtud de las UCE es su papel como herramientas del cambio de las estructuras y conceptos tradicionales hospitalarios. Así, lo más importante de una UCE no sería la reducción de la estancia media, sino la motivación que determina en sus profesionales para conseguir una estancia apropiada para cada paciente; además, la adhesión a protocolos y guías clínicas basados en la evidencia y en la eficacia y transferencia científica hacia esa estancia apropiada lo convierte en prototipo de modelo de hospitalización27, con vinculación a la continuidad asistencial para proporcionar, finalmente, la máxima calidad al menor coste28.

Así, existen datos que indican la potencialidad de las UCEs para catalizar este cambio y que, además de mejorar los sistemas de gestión hospitalaria tendentes a agilizar el circuito de las exploraciones complementarias, prescripción, realización e informe, y de aumentar la oferta de atención sociosanitaria extrahospitalaria, las UCEs son un buen instrumento para ello para pacientes con enfermedad médica aguda o crónica agudizada.

Bibliografía. 1. PEIRÓ S, PORTELLA E. Identificación del uso inapropiado de la hospitalización: la búsqueda de la eficiencia. Med Clin (Barc) 1994;103:65-71.

2. BARÉ ML, PRAT A, LLEDÓ L, ASENJO MA, SALLERAS LL. Appropriateness of admissions and hospitalization days in an acute-care teaching hospital. Rev Epidém Santé Publ 1995;43:328-36.

3. NAVARRO G, PRAT-MARÍN A, ASENJO M, MENACHO A, TRILLA A, SALLERAS L. Review of the utilisation of a university hospital in Barcelona (Spain): evolution 1992-1996. Eur J Epidemiol2001;17:679-84.

4. JAUME VILLALTAA, ANTONI SISÓB, ANNA-CLARA CEREIJOB, ETHEL SEQUEIRAB Y ALEJANDRO DE LA SIERRA. Adecuación de la hospitalización en una unidad de estancia corta de un hospital universitario. Un estudio controlado. Med Clin (Barc) 2004;122(12):454-6.

5. CÓRDOBA DÍAZ DE LASPRA E, CEBALLOS ALONSO C, ARTIGAS MARTÍN JM, ARTAL CORTÉS A, DEL RÍO MARCO FJ. SourceGeneral Surgery Department, Universitary Miguel Servet Hospital, Saragosa, Spain.Decision-making process in long term acute cholecystitis. Rev Esp Enferm Dig. 2001 Jan;93(1):21-8.

6. CEBALLOS ALONSO C, CÓRDOBA DÍAZ DE LASPRA E, ARTIGAS MARTÍN JM, ARTAL CORTÉS A, DEL RÍO MARCO FJ. Evaluación de la calidad de las publicaciones de meta-análisis para la asistencia sanitaria gestionada. Administración Sanitaria, 2002; VI (23): 67-83

7. C. CEBALLOS, J. GARCÍA-CAMPAYO, A. ARTAL. Impacto del metaanalisis en la practica clinica: el ejemplo de la psiquiatria. Actas españolas de psiquiatría, ISSN 1139-9287, Vol. 29, Nº 5, 2001 , págs. 287-292.

8. FERNÁNDEZ JD, VOBECKY J, MARTÍ-HENNEBERG C. Metaanálisis: síntesis e integración de los resultados de estudios independientes en medicina. Med Clin (Barc) 1993;96:382-387

9. LAM W, SZE PC, SACKS HS, CHALMERS TC. Meta-analysis [letter]. Lancet 1987;2:27-30

10. JENICEK M. Méta-Analyse in Médecine. Ed. Edisem. Québec. 1987.

11. BARBADO AJO MJ, JIMENO CARRUEZ A, OSTOLAZA VÁZQUEZ JM, MOLINERO DE DIOS J. Unidad de corta estancia dependiente de Medicina Interna. An Med Interna. 1999;16:504-10.

12. ALFONSO-MEGIDO J, CÁRCABA-FERNÁNDEZ V, GONZÁLEZ-FRANCO A, GALLO-ÁLVARO C, FERNÁNDEZ-GONZÁLEZ B, BARRAGÁN GONZÁLEZ MJ. Descripción y resultados de una unidad de corta estancia con un modelo de gestión clínica abierta. Rev Calidad Asistencial. 2007;22:14-20.

13. BROQUETAS JM, PEDRENY R, MARTÍNEZ-LLORENS JM, SELLARESA J, GEA J. Unidad neumológica de estancia corta: un nuevo dispositivo asistencial de hospitalización. Arch Bronconeumol. 2008;44:252-6.

14. SEMPERE-MONTES G, MORALES-SUÁREZ-VARELA M, GARIJO-GÓMEZ E, ILLA-GÓMEZ MD, PALAU-MUNOZ P. Impacto de una unidad de corta estancia en un hospital de tercer nivel. Rev Clin Esp. 2010;210:279-83.

15. New grades for recommendations from the Canadian Task Force on Preventive Health Care. Cmaj. 2003;169:207-8.

16. EDDY DM, HASSELBLAND V, SCHACHTER R. An introduction to Bayesian method for meta-analysis: The confidence profile method. Int J Technol Assess Health Care 1990;6(1):31-55.

17. MARTÍ CIPRIANO JM, VALDIVIESO MARTÍNEZ B, ÁLVARO JÁUREGUI E, CUÉLLAR DE LEÓN A, AGUILERA SANCHO-TELLO V, HERRÁIZ SOLER M. Asistencia a pacientes ancianos y crónicos en una unidad médica de corta estancia. An Med Interna (Madrid). 1999;16:398-406.

18. NOVAL MENÉNDEZ J, CAMPOAMOR SERRANO MT, AVANZAS GONZÁLEZ E, GALIANA MARTÍN D, MORÍS DE LA TASSA J. ¿Son las unidades de corta estancia médica un lugar adecuado para tratar la neumonía adquirida en la comunidad?. An Med Interna (Madrid). 2006; 23:416-9.

19. GÓMEZ VAQUERO C, GUILLAMONT SALVADOR J, SALAZAR SOLER A, JUAN PASTOR A, NOVELLI REDÓN A, CORBELLA VIRÓS X. Evaluación de la satisfacción de los pacientes ingresados en una unidad de corta estancia de urgencias. Emergencias. 2005;17:12-6.

20. VILLALTA J, SISO A, CEREIJO AC, SEQUEIRA E, DE LA SIERRA A. Adecuación de la hospitalización en una unidad de estancia corta de un hospital universitario. Un estudio controlado. Med Clin (Barc). 2004;122:454-6.

21. JACK BW, CHETTY VK, ANTHONY D, GREENWALD JL, SÁNCHEZ GM, JOHNSON AE, et al. A reengineered hospital discharge program to decrease rehospitalization: a randomized trial. Ann Intern Med. 2009;150:178-87.

22. BARÉ ML, PRAT A, LLEDÓ L, ASENJO MA, SALLERAS LL. Appropriateness of admissions and hospitalization days in an acute-care teaching hospital. Rev Epidém Santé Publ 1995;43:328-36.

23. NAVARRO G, PRAT-MARÍN A, ASENJO M, MENACHO A, TRILLA A, SALLERAS L. Review of the utilisation of a university hospital in Barcelona (Spain): evolution 1992-1996. Eur J Epidemiol 2001;17:679- 84.

24. CHOPARD P, PERNEGER TV, GASPOZ JM, LOVIS C, GOUSSET D, ROUILLARD C, et al. Predictors of inappropiate hospital days in a department of internal medicine. Int J Epidemiol 1998;27: 513-9.

25. ATTENA F, AGOZZINO E, TROISI MR, GRANITO C, DEL PRETE U. Appropriateness of admision and hospitalization days in a specialist hospital. Ann Ig 2001;13:121-7.

26. MENU-BRANTHOMME A, BENAMOUZIG R, BEJOU B, COSTE T, RAUTUREAU J, HUET B. Étude de la pertinence des journées d’hospitalisation dans un service de gastroentérologie et médicine interne et analyse des causes de non-pertinence. Gastroenterol Clin Biol 2002;26:29-37

27. OLLERO M. Unidades de estancia corta y adecuación del ingreso hospitalario. Med Clin (Barc). 2004;123:621-3.

28. CASTRO GUARDIOLA A. A propósito de las unidades de estancia corta. Med Clin (Barc). 2004;123:477.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email