Editorial

Por Ramón Ares Rico

Obligados a entendernos



Obligados a entendernos es el asunto que escogimos para la VI Jornadas Nacionales de SEDISA que vamos a celebrar en A Coruña los próximos 14 y 15 de noviembre.

En estas jornadas vamos a analizar, desde varias perspectivas, la relación entre la industria y proveedores con las instituciones sanitarias, fundamentalmente los hospitales. Con ello queremos realzar la necesidad que tienen ambas partes para trabajar de forma conjunta y avanzar.

La actual crisis nos determinó y definió un entorno económico muy ajustado y rígido con muy poco margen de flexibilidad, lo que produce grandes dificultades en ambas partes.

Por un lado, las instituciones sanitarias, con una disminución del presupuesto disponible y sin posibilidad de generar deuda, lo que dificulta el acceso a las nuevas tecnologías y la introducción de nuevos fármacos de alto impacto económico.

Este mismo entorno económico determina que nuestros proveedores tengan grandes dificultades financieras que no permiten mantener la inversión en I+D y la innovación, así como afrontar y desenvolverse en un mercado con muchas restricciones en la venta de nuevos productos y con la dificultad añadida de demora en el cobro de los servicios y productos vendidos.

Esta nueva situación nos obliga a todos a buscar soluciones imaginativas que permitan mantener y mejorar las prestaciones de nuestros hospitales y a la industria, asegurarse un mercado y una posición segura que permita su supervivencia y crecimiento en el futuro. Estas soluciones tienen que plantearse de forma conjunta por lo que necesariamente estamos obligados a entendernos. Con estas perspectivas discutiremos el marco conceptual de esta colaboración entre ambas partes y analizaremos las experiencias que ya están en marcha, cómo se plantean y qué resultados se van produciendo.

Esta forma de gestión conjunta de prestaciones la queremos centrar en dos áreas fundamentales: el área de alta tecnología con funciones diagnósticas y terapéuticas y la introducción en nuestras instituciones de fármacos de alto impacto económico.

Estamos obligados a entendernos porque, en este entorno, los proveedores necesariamente tienen que variar el modelo de negocio tradicional hacia un nuevo modelo centrado no solo en la venta del producto sino, sobre todo, en la venta de servicios.

Este nuevo modelo de entendimiento nos obliga a analizar la forma de pago y financiación de las prestaciones, y también a considerar el valor añadido de estas mismas prestaciones. Y también compartiendo riesgos en los resultados y en el coste asociado al éxito de estas experiencias. Se trata, pues, de ir evolucionando hacia modelos de trasferencia de riesgos, en donde se compartan éstos con los beneficios y que permitan mantener estos procesos a largo plazo.

Estas actuaciones que hacemos porque –insistamos– estamos obligados a entendernos, nos van a permitir poner en marcha nuevos modelos asistenciales con trasferencias de riesgo hacia los proveedores e intentando impactar directamente en la disminución del gasto sanitario. Esta evolución nos lleva de una forma conjunta a avanzar en la gestión de la patología.

En definitiva, esta obligación a entendernos va a permitir seguir avanzando en la consolidación de un sistema de salud estabilizado que sigue buscando los cauces que permitan su sostenibilidad a largo plazo.

En esta jornada de dos días, en A Coruña analizaremos estas alianzas necesarias tanto para los proveedores como para las instituciones sanitarias. Os esperamos el 14 y 15 de noviembre en A Coruña.

Por Ramón Ares Rico, vocal de Sedisa

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email