Entrevista

MANUEL LLOMBART, CONSEJERO DE SANIDAD DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

“Debemos recuperar la financiación que nos merecemos”


Por Julio Villalobos e Isabel Tovar

Sr. Consejero, queremos agradecerle la deferencia que ha tenido con la Sociedad Española de Directivos de la Salud, SEDISA, al concedernos esta entrevista para nuestra la revista, que como Ud. conoce engloba la mayoría de los directivos de las organizaciones sanitarias de nuestro país.

Tenemos un excelente sistema sanitario, con una gestión transferida a su Comunidad desde hace más de 10 años. ¿Cuáles son los principales problemas con que se enfrenta esta Comunidad Autónoma para dotar a sus ciudadanos de una sanidad equitativa y eficiente?

Aunque se han implantado medidas para prestar los mismos servicios con menos recursos, como el Decreto de Farmacia, el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, y los Acuerdos de Gestión e Incentivación, a corto y medio plazo podemos seguir trabajando en la eficiencia de los recursos, pero a largo plazo se requiere un cambio del modelo de financiación.

El 39 por ciento del presupuesto de la Generalitat va destinado a políticas sanitarias. Para el año 2013, el presupuesto per cápita por valenciano y año es de 1.003 euros. Sin embargo, hay otras comunidades autónomas que, destinando el 32 por ciento de sus partidas, tienen un presupuesto por habitante de 1.618 euros.

Las diferencias son enormes, pero la cartera de prestación de servicios es la misma para todo el Estado y por tanto las normas del juego son las mismas. Si todos tenemos que hacer lo mismo, pero tenemos políticas tan divergentes en cuanto a la financiación de las políticas sanitarias, a unos nos ponen la situación mucho más difícil que a otros. No queremos más que los demás pero es necesario que recuperemos la financiación que nos merecemos.

Aunque otros temas políticos han acaparado últimamente la atención pública, el debate sobre la solvencia y sostenibilidad de nuestro Sistema Sanitario es el tema que agobia a políticos, gestores y ciudadanos. Esta comunidad autónoma es una de las que tiene un coste por habitante y año menor. ¿Cuáles son las soluciones para equilibrar el creciente e imparable coste de los servicios sanitarios y la necesidad de su financiación? ¿Es compatible medidas como el copago ó la externalización de la gestión de los hospitales con la equidad?

Nuestra opción ha sido incrementar la eficiencia e intentar que el esfuerzo para la generación de ahorro no recaiga en el ciudadano. Durante los ocho meses en los que estoy trabajando en esta Consejería, hemos puesto en marcha diferentes medidas para mejorar la eficiencia del sistema, lo que ha conseguido, por ejemplo, un ahorro del 12 por ciento en las últimas licitaciones y adjudicaciones de contratos (vigilancia y seguridad, residuos, mantenimiento de edificios, mantenimiento de electromedicina, residuos, alimentación y lavandería).

Por su parte, el Decreto de Farmacia y los Acuerdos de Gestión e Incentivación son otras medidas puestas en marcha para aumentar la eficiencia. En farmacia ambulatoria, la Consejería de Sanidad ha conseguido ahorrar 133 millones de euros en gasto farmacéutico entre enero y junio de este año. Esto supone una reducción de casi el 20 por ciento en el gasto mensual acumulado en estos seis meses respecto al mismo período del año anterior. En cuanto al gasto acumulado interanual, desde que se pusieron en marcha las medidas adoptadas por el Gobierno central en el Real Decreto ley 16/2012, en julio del pasado año, la Comunidad ha registrado una reducción del gasto farmacéutico -21,45 por ciento, con 291 millones de euros menos.

Estos ahorros conseguidos han sido posibles, también, gracias a las medidas tomadas por la Consejería de Sanidad, como las mejoras del programa informático de prescripción GAIA, que facilita información a los agentes que intervienen en el ciclo de la prescripción y dispensación de medicamentos, o la reducción del uso de talonarios de recetas en papel y la utilización del módulo de prescripción, o el programa REFAR, que supone la revisión por parte de los profesionales sanitarios de los historiales de los tratamientos de los pacientes polimedicados.

Por último, el sistema de retribución variable por objetivos de productividad constituye, hoy por hoy, uno de los modelos más efectivos a la hora de implicar y motivar a los profesionales, ya que valora objetivamente el desempeño. El Gobierno valenciano trabaja en un nuevo Decreto para regular el sistema de incentivación retributiva a través del complemento de productividad, que permitirá que los profesionales de la sanidad pública más eficientes puedan llegar a cobrar una retribución extra de hasta el 10 por ciento del salario anual establecido para su categoría profesional. Por otro lado, para 2013 la Consejería de Sanidad establecerá 48 indicadores que medirán la productividad, y para hacerla efectiva se destinarán 18,5 millones de euros entre quienes más contribuyan a la sostenibilidad del sistema sanitario. Los criterios, algunos de los cuales ya se venían utilizando, se agrupan en tres categorías: calidad, asistencia y gestión.

Esta Comunidad fue la primera que apostó, no sin controversias políticas, por las concesiones administrativas para realizar la provisión de los servicios sanitarios de un área de salud, modelo que se ha ido extendiendo a otras áreas y otras autonomías. ¿Tienen evidencias de las ventajas que aporta este modelo en la gestión pública de los hospitales? De ser así, ¿Por qué cree que se formulan constantemente críticas a este modelo?

En la Comunidad Valenciana, el modelo concesional lleva más de diez años en funcionamiento, por lo que está perfectamente superado y coexiste con los departamentos de gestión sanitaria pública perfectamente. Una de las mayores facilidades es la flexibilidad en la contratación, con fórmulas más rápidas que las que tenemos en la Administración Pública. Con todo, las encuestas de satisfacción demuestran que los usuarios están en niveles de satisfacción muy similares en ambos modelos, por encima de una nota de 7.

Su Consejería ha apostado históricamente por la implantación de las tecnologías de la información y la Comunicación como elemento estratégico. ¿Crees que su organización, gestores y profesionales están preparados para la utilización eficiente de la misma? ¿Cuáles son los objetivos reales a alcanzar con la implementación de las mismas?

Efectivamente, la Consejería de Sanidad ha apostado de forma decidida por las TIC como uno de los ejes estratégicos sobre los que debe sustentarse la generación de una ventaja competitiva orientada a la mejora de la eficiencia y de la calidad de la asistencia sanitaria. El proyecto central es la Historia de Salud Electrónica, en la que se integra toda la información clínica del paciente y que procede del Sistema de Información Ambulatorio (Abucasis) y el Hospitalario (Orión-Clinic). La Comunidad Valenciana cuenta con un sistema de información centralizado que da cobertura a toda la atención ambulatoria.

Actualmente, por ejemplo, la receta electrónica es una realidad en las provincias de Castellón y Valencia y su completa implantación en Alicante será, en breve, una realidad inmediata. Además, a mitad de junio de 2013 arrancó el primer algoritmo de decisión terapéutica corporativo de la Agencia Valenciana de Salud.

Se trata de una aplicación interactiva en el sistema de información de la Consejería de Sanidad que facilita la selección automática del medicamento con mejor balance coste-efectividad en las patologías de mayor impacto sanitario, de acuerdo con los protocolos de prescripción y tratamiento establecidos por las sociedades científicas. En concreto, el primer algoritmo en arrancar fue para el manejo y prescripción de la terapia hipolipemiante. Actualmente se han activado los algoritmos de decisión terapéutica en los departamentos de salud los nuevos algoritmos para patologías digestivas que conllevan el tratamiento con fármacos antiácidos y para la artrosis.

El grado de implantación y desarrollo de estos proyectos, Abucasis y Orion Clinic, sitúa a la Comunidad Valenciana en una posición privilegiada para hacer realidad la Historia de Salud Electrónica, que permitirá el acceso a la información clínica del paciente de forma independiente del punto de la red asistencial en el que se presten los servicios al paciente. La Comunidad Valenciana ha sido, junto a Baleares, la primera en ofrecer a sus ciudadanos las ventajas de la Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS), proyecto del Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales que surge para responder a las necesidades de los ciudadanos cuando requieren atención sanitaria fuera de la Comunidad Autónoma en la que habitualmente son atendidos.

El 95 por ciento de los ciudadanos de la comunidad dispone ya de la historia clínica electrónica, lo que supone más de 5 millones de historiales electrónicos. La Comunidad va a ser la primera autonomía española en poner estos datos a disposición de otras redes sanitarias europeas, de manera que si alguno de sus pacientes tuviera que recibir asistencia en Europa, los médicos que les atendieran tendrían acceso a su historial, siempre tras el consentimiento previo del paciente.

Estoy seguro de que todas estas iniciativas son de gran interés para los asistentes del XIX Congreso Nacional de Hospitales que se celebrará en mayo de 2015 en las ciudades de Alicante y Elche. Para nosotros supone un gran orgullo ser sede de un foro de estas características, tan importante para intercambiar conocimientos sobre la gestión sanitaria.

En su CA se abordó desde hace años un ambicioso proyecto de Sistema de Información Integral. ¿Están satisfechos con los resultados? ¿Han logrado la integración de la Historia Clínica? ¿Tienen una evaluación de sus resultados y costes?

Obviamente, la implantación de Sistemas de Información nos permite conocer y gestionar mejor la atención sanitaria que prestamos a nuestros ciudadanos. Muchos de los proyectos actuales de eficiencia en la Sanidad no se pueden poner en marcha sin una historia digital previa, unificación de imagen del paciente, unificación resultados analíticos, algoritmos de prescripción, compensación entre centros, etc.

En cuanto a la integración de la historia clínica completa no, nos falta homogenizar el nivel de informatización de todos los departamentos para afirmar que tenemos una historia única y solo digital, lo que si tenemos ya son los mecanismos de integración de historia a través del proyecto de HSE, en el que fuimos punteros y en el que estamos trabajando actualmente para unificar que la interfaz del clínico sea única en las aplicaciones asistenciales.

Respecto a la evaluación de resultados, todos los días cualquier atención que se presta a un ciudadano de la Comunidad necesita un acceso al sistema de información como mínimo, por ejemplo en los hospitales más informatizados, todos los profesionales que atienden a un paciente hospitalizado (enfermeras, médicos, patólogos, radiólogos, ….) pueden acceder a la historia de un paciente a la vez, cosa impensable con la historia en papel que solo puede estar en un sitio a la vez. Antiguamente los patólogos, radiólogos y analistas solo accedían a la muestra o imagen para diagnosticar, ahora tiene acceso a todo el historial clínico, lo que redunda en un mejor diagnostico sin lugar a dudas.

El modelo de Informatización de la Comunidad es un modelo de desarrollo propio, tal vez porque fuimos de los primeros, y sus costes se imputan más en el desarrollo y construcción del programa. La adquisición de un software a medida imputa su coste mediante uso. Económicamente ha sido, en comparación, más económico que en otras comunidades con nivel igual o menor de informatización y, además, y más importante, nos permite modelar el programa a las necesidades, circuitos y objetivos que tenemos desde la Sanidad Valenciana.

Hace más de 6 años se aprobó la denominada Ley de Dependencia, que supone un indudable avance para la atención de las personas dependientes pero que requerirá una importante financiación, ahora en cuestión. ¿Cree Ud. posible la nítida separación entre dependencia, atención social y atención sanitaria, que sin duda afectará a la financiación de cada una de ellas?

En la Comunidad, estas competencias no son de la Consejería de Sanidad, sino de la Consejería de Bienestar Social.

Hay muchas personas y organizaciones que se cuestionan la necesidad de una organización gerencial en nuestras organizaciones sanitarias. ¿Cree que somos necesarios? ¿Cuál es su opinión sobre la aportación de los equipos directivos a la mejora de la eficiencia de nuestro Sistema Sanitario? ¿Cómo encajaría la gestión ó el gobierno clínico en este tipo de organización?

Para que un departamento de salud funcione de forma adecuada el equipo que lo gestiona debe conocer su modo de funcionamiento y a los profesionales que lo conforman. Por esta razón, es esencial que los equipos directivos tengan formación tanto clínica, para conocer las necesidades del personal sanitario en su día a día y las demandas de los ciudadanos, así como formación gestora. La combinación de ambos conocimientos favorece una gestión ágil y experimentada.

Del mismo modo, la Comunidad establece anualmente unos acuerdos de gestión, en los que participa el equipo directivo, con la finalidad de establecer los objetivos que debe alcanzar el departamento. Conociendo las necesidades de la gestión y de la clínica, estos indicadores son más realistas.

Con frecuencia, tras un cambio político, asistimos a cambios generalizados en los puestos directivos de las organizaciones sanitarias. En su opinión ¿Cómo debe combinarse la fidelidad política y la destreza profesionales en gestión para mantener estable estos puestos cuya continuidad creemos es crucial para el progreso de la organización que dirigen?

Confiamos en todos los profesionales que cada día trabajan en el sistema sanitario público valenciano, ellos son el mejor valor de la sanidad, porque su experiencia y su formación en los cerca de treinta hospitales de la Comunidad está más que bien considerada por los ciudadanos.

Todos los equipos gestores de los departamentos de salud aportan una dilatada experiencia, tanto en asistencia como en la gestión, por lo que su elección en puestos directivos está plenamente justificada por su gran bagaje.

Algunas comunidades autónomas han optado por la Gerencia única de área en sus organigramas, para lograr una mayor integración entre los niveles de atención a la salud. ¿Cree que esta opción aporta ventajas al modelo convencional? ¿Sería posible avanzar hacia la integración con los servicios sociales?

En la Comunidad Valenciana, la Atención Primaria ya está integrada en una gerencia única en los departamentos de salud. En 2005 se crearon los 22 Departamentos de Salud –actualmente 24– que componían la Red Sanitaria de la Consejería, agrupando en ellos toda la red de centros asistenciales sin separación de niveles, con un único equipo directivo y un gerente.

Las nuevas fórmulas de gestión y la integración de atención primaria y especializada, nos han hecho más eficientes en el uso de nuestros recursos y por ello somos capaces de dar a nuestros ciudadanos una atención de más calidad y adaptada a sus necesidades concretas.

El modelo de gestión de gerencia única y la integración de primaria y especializada permite una mejora en la capacidad de autogestión de cada uno de ellos y su contribución a la eficacia global del sistema. En cuanto a la integración con los Servicios Sociales, supondría asumir más del 46% del presupuesto de la Generalitat.

Aunque su incorporación a la Consejería de Sanidad ha sido reciente, en el horizonte de esta legislatura. ¿Cuáles son los principales objetivos a alcanzar?

En el tiempo que esté como consejero, mi equipo y yo tenemos varios objetivos y planes de trabajo. Por un lado, trabajar con y por los profesionales sanitarios, que están haciendo grandes esfuerzos para adaptarse a la situación económica que vivimos, por lo que estamos trabajando en nuevos modelos de productividad. Además, trabajamos cerca de 50.000 profesionales para que el sistema gire en torno al paciente, para mejorar la atención y hacerle partícipe de sus propios cuidados para que gane en calidad de vida.

En cuanto a la gestión, mejoraremos el sistema de pagos con respecto a proveedores y las farmacias, al tiempo que estamos reduciendo los importes de los concursos de los servicios gestionados por terceros hasta el 20 por ciento.

Sabemos que la Consejería de Sanidad no es “una perita en dulce “, que da muchos dolores de cabeza pero que también puede dar grandes satisfacciones. Con sinceridad y con la experiencia acumulada ¿Volvería Ud. a aceptar la Consejería de Sanidad?

La situación del país es en general complicada. Así que cualquier persona que llega a un cargo político en estos momentos sabe que hay que trabajar mucho, tener un alto grado de compromiso, y hacerlo de forma muy firme y muy seria. Pero sin lugar a dudas volvería a hacerlo.

Le agradecemos el tiempo que nos ha dedicado y sus opiniones, que sin duda clarificarán a nuestros socios la postura de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana sobre los asuntos transcendentales que hemos comentado y que podremos comentar en el 19º Congreso Nacional de Hospitales que celebraremos en su Comunidad Autónoma en Mayo de 2015 y en el que esperamos contar con su presencia.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email