ARTÍCULOS

Las reformas sanitarias en Europa, una oportunidad para España


Cañís, Albert.

Albert Cañís Socio fundador de SEDISA Director asociado Sector Salud de Improven

Introducción

Hace unas semanas, nuestros socios escandinavos (pertenecientes a la red ACE-Allied Consultants Europe) estuvieron en España para intercambiar experiencias y conocer los resultados de las reformas sanitarias iniciadas. Su visita, además, nos permitió reflexionar sobre los problemas y los retos de nuestros sistemas sanitarios.

Constatamos que, todos nuestros sistemas, tienen problemas de sostenibilidad, lo cual nos obliga a controlar los gastos y mejorar los resultados, y que, para conseguirlo, estamos planteando avanzar hacia un nuevo modelo de atención con características muy similares.

Sin embargo, la estrategia para implementar el cambio, es claramente distinta en cada país, ya que partimos de contextos diferentes. La cultura, la situación económica, la evolución del estado del bienestar y las expectativas de la sociedad de cada país, nos sitúan en distintos puntos de partida, que requieren esfuerzos y acciones diferentes. Además, constatamos que esta observación también era válida para el resto de países europeos (1).

Sin embargo, a pesar de tener que abordar los cambios con estrategias distintas, el intercambio de experiencias y el mutuo conocimiento de los avances de cada país, puede fortalecer el logro del objetivo común de lograr un sistema sanitario que sea sostenible y que defienda la salud y los intereses del ciudadano y del paciente.

Otro hecho que constatamos fue que, actualmente, cada país dispone de sólidos informes sobre las causas que amenazan la sostenibilidad de sus sistemas de salud, con recomendaciones precisas para gestionar el cambio (marco estratégico y plan de acción).

JPEG - 92.6 KB
Fuente: Elaboración propia.

Sin embargo, los gobiernos, atemorizados por la envergadura de la propuesta, o no hacen apenas nada, a la espera de cerrar improbables pactos políticos, o aplican algunas reformas con una lentitud exasperante y peligrosa.

Nos encontramos con un escenario europeo en el que:

- a) Hay consenso en el modelo a alcanzar,
- b) Cada país tiene estrategias distintas para llegar a él y
- c) Existe temor o presiones para ralentizar la reestructuración que el sector necesita urgentemente.

El modelo de consenso

Podemos afirmar que los europeos compartimos el objetivo y la necesidad de transformar el modelo y las bases de nuestros sistemas sanitarios. El detonante para abordar estos cambios ha sido su no sostenibilidad financiera, ya que, tanto los SNS como las compañías aseguradoras, no podían soportar el incremento descontrolado del gasto sanitario. Pues, en el primer caso, no era posible seguir incrementando la financiación (la crisis económica lo impedía), ni en el segundo, seguir aumentando las cuotas al tomador del seguro.

Esta presión para controlar los costes y mejorar la eficiencia y los resultados, ha llevado a los gobiernos a lanzar propuestas que afectan tanto al modelo de atención, como a la financiación del servicio.

El nuevo escenario plantea:

- Construir un sistema sanitario, que seamos capaces de financiar.
- Identificar los criterios para priorizar políticas y acciones, ante un escenario presupuestario restrictivo para la financiación sanitaria.
- Priorizar la prevención y la promoción de la salud.
- Diseñar un modelo disruptivo en organización y en estrategia asistencial. Enfocado a los problemas de los pacientes y no a las especialidades médicas.
- Ofrecer al consumidor transparencia y claridad sobre los resultados de cada organización, para que pueda diferenciar a los proveedores según resultados.
- Dar al paciente información suficiente sobre estrategias de diagnóstico y tratamiento, para permitirle escoger según sus valores y criterios.
- Financiar en base a resultados.
- Estructurar los mercados y establecer políticas reguladoras.
- Garantizar la eficacia, la seguridad y la calidad de los servicios y productos

Conclusiones

Las propuestas de cambio tienen que ver con:

El desarrollo de nuevos modelos de negocio, la mejora de la eficiencia de los procesos de atención, la evaluación de los resultados, la posibilidad para poder comparar instituciones, unidades de negocio y profesionales, y la financiación en base a los resultados.

Como que, la reestructuración de sus sistemas sanitarios, es una tarea común y urgente para todos los países europeos; los españoles (profesionales, ciudadanos y gobiernos) deberíamos aprovechar todas las sinergias que puedan producirse.

La cooperación entre los gobiernos e instituciones, que están actualmente liderando las reformas de los sistemas sanitarios europeos, actuaría de catalizador de la reestructuración del sector sanitario español y daría a nuestros gobiernos mayor fortaleza y credibilidad para afrontar los retos de su implantación.

La reestructuración del sector sanitario es una tarea urgente, que debe abordarse sin titubeos, para que los profesionales de la gestión y de la clínica puedan impulsar proyectos sólidos y sostenibles que afiancen su desarrollo profesional. Y por supuesto, para que los ciudadanos disfruten de una vida con más salud y autonomía.

(1) Información sobre sistemas sanitarios europeos en los monográficos publicados por el European Observatory on Health Systems and Policies en su serie de publicaciones Health Systems in Transition (http://www.euro.who.int/en/about-us...) Para una visión más global, la publicación de la Commonwealth Fund titulada International Profiles of Health Care Systems-2012 (http://apps.who.int/medicinedocs/es...), nos expone la situación de la los sistemas sanitarios en 15 países: Australia, Canada, Denmark, England, France, Germany, Iceland, Italy, Japan, the Netherlands, New Zealand, Norway, Sweden, Switzerland, and the United States).

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email