ARTÍCULOS

Desde la sociedad civil a la responsabilidad social: La Unió Catalana d’Hospitals


Ris, Helena; Fusté, Josep; Riera, Anna; Ferrer, Joan M.; Baro, Xavier; Bosch, Josep M.; Aragüés, Cristina.

Ris, Helena, Fusté, Josep; Riera, Anna; Ferrer, Joan M.; Baro, Xavier; Bosch, Josep M.; Aragüés, Cristina.

Directora General de La Unió (helenaris@uch.cat). (1) Dirección de análisis económico, estudios y prospectiva. (2) Dirección Sanitaria, Social y de Participación Asociativa. (3) Dirección de Asesoramiento, Consultoría y Servicios al Asociado. (4) Dirección de Organización y Relaciones Laborales. (5) Asesoría Jurídica. (6) Secretaría de Comunicación. (7)

Expresión de la sociedad civil

La Unió Catalana d’Hospitals –La Unió– es una asociación de entidades sanitarias y sociales. Desde de sus orígenes (período fundacional 1975-1977). La Unió asumió el impulso de la gestión y modernización de la red hospitalaria con una clara vocación de servicio público. Hace 30 años, en 1985, se sientan las bases del actual modelo sanitario en Cataluña con el inicio de la Reforma de la Atención Primaria y la creación de la Red Hospitalaria de Utilización Pública que reúne a los hospitales de agudos acreditados con contrato con la Administración Pública respetando la naturaleza jurídica de cada entidad y reconociendo la autonomía de gestión.

A mediados de los setenta del siglo pasado, la dotación de centros sanitarios públicos de la Seguridad Social en Cataluña era insuficiente para cubrir las necesidades de la población, y claramente inferior a la del resto del Estado. Esta situación era compensada por la concertación, que comportaba la prestación de servicios sanitarios públicos, por encargo de la Administración sanitaria, por parte de centros sanitarios no dependientes jerárquicamente de la Administración para poder garantizar el acceso de toda la población a dichos servicios de cobertura pública.

Estos centros pertenecían a entidades de distinta titularidad: fundaciones, mutualidades, centros de órdenes religiosas, hospitales vinculados a entes locales. En general eran entidades con una fuerte personalidad, vinculadas al territorio, muy identificadas con la población y con una gran vocación de servicio público.

Eran tiempos de cambio político, de movilizaciones ciudadanas, de transformación social y modernización económica, donde las iniciativas de la sociedad civil eran reconocidas y aprovechadas para la construcción de una nueva sociedad. En Cataluña, esas diversas entidades de distinta naturaleza jurídica representaban la expresión de la aportación y compromiso de la sociedad civil en el campo sanitario. En este contexto y vinculada a estas entidades se gestóLa Unió.

Actualmente en Cataluña, el sistema público de salud está configurado organizativamente con la diferenciación de funciones: las de la política sanitaria (Departamento de Salud), de la garantía de la prestación, la contratación y la evaluación de servicios (Servicio Catalán de la Salud) y de la provisión de servicios por una red acreditada de centros asistenciales pertenecientes a diferentes entidades que configuran el Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (Siscat).

El Instituto Catalán de la Salud, entidad que asumió la gestión de los antiguos centros del Insalud en Cataluña, gestiona el 77 por ciento de los equipos de atención primaria y únicamente ocho de los 63 hospitales de la red pública Siscat. El resto de dispositivos y prácticamente la totalidad de los servicios de atención socio sanitaria y de salud mental, son gestionados por entidades públicas y privadas, acreditadas, con una relación de contratación-evaluación continuada y con autonomía de gestión.

Una asociación de referencia de sector

La Unió está integrada por 117 entidades sanitarias (a 1 de enero de 2015), sociales y de atención a la dependencia, que agrupan alrededor de 400 centros asistenciales y 60.000 profesionales. Asimismo, cuenta con 20 asociados colaboradores que son empresas de bienes y servicios proveedoras del sector sanitario y social.

En el conjunto del sistema público de salud de Catalunya, La Unió representa el 81% de los hospitales del Siscat, el 76 por ciento de los Equipos de Atención Primaria no dependientes del Instituto Catalán de la Salud, el 73 por ciento de los centros sociosanitarios y más del 85 por ciento de los recursos de atención a la salud mental.

En su misión de defensa de los intereses de las entidades asociadas, con el objetivo de garantizar los mejores resultados en la prestación eficiente y de calidad de los servicios sanitarios y de atención a la dependencia, La Unió ejerce un múltiple rol, como espacio asociativo, como organización patronal, como lobby y de apoyo a las entidades.

Siguiendo los principios que llevaron a la creación de la asociación, el Plan estratégico actual de La Unió se basa en los valores siguientes:

- Profesionalidad, ejercida con transparencia a través de la autonomía de gestión, siguiendo criterios de eficacia y eficiencia con el objetivo de garantizar la calidad de los resultados.

- Compromiso hacia las personas y las instituciones des de una actitud de lealtad ejercida de forma responsable y solidaria con un comportamiento ético.

- Diversidad, como reflejo de la realidad del modelo sanitario en Cataluña, desde un posicionamiento abierto y transversal que permite asumir la representatividad real de todas las entidades, empresas e instituciones que conviven en el sector.

- Independencia en el ejercicio coherente de la libertad de acción y opinión que justifica la existencia como organización empresarial.

- Innovación como eje central de la actividad derivado de la convicción que únicamente el dinamismo, la anticipación y la proactividad garantizan la adaptabilidad necesaria para vivir el futuro como una oportunidad.

Organización participativa

La Unió tiene una organización intrínsecamente participativa. Todaslas entidades asociadas forman parte de la Asamblea General, cada una de ellas con una proporción de votos establecida según el número de trabajadores.

Mediante una estructura de los llamados consejos de sector (atención primaria, atención especializada, atención sociosanitaria, atención a la salud mental, atención a la dependencia, actividad privada y alianzas estratégicas) los responsables de las entidades ser reúnen periódicamente, según su ámbito de actividad. Los consejos tienen una función de análisis, debate, opinión y toma de posición sobre los temas que afectan al sector y el establecimiento de un posicionamiento conjunto de cara a la representación colectiva de las entidades, que ejerce La Unió, con la Administración sanitaria y otros agentes relevantes del sector. Asimismo, estos encuentros posibilitan el intercambio de experiencias y el aprendizaje mutuo.

Existen también consejos técnicos asesores, en los que participan profesionales expertos de los diferentes ámbitos de conocimiento de las entidades asociadas, como órganos de participación y asesoramiento en temas específicos (tecnologías de la información y la comunicación, infraestructuras y equipamientos, innovación e investigación, prevención de riesgos…) y en aspectos del desarrollo profesional de determinados colectivos (Enfermería, Trabajo Social).

En los asuntos más transversales (economía y finanzas, recursos humanos, comunicación, gestión asistencial) la participación se estructura en forma de plenarios con asistencia de todas las entidades y grupos de trabajo específicos.

Fruto de esta vocación de servicio, y gracias a esta metodología de trabajo participativa, La Unió se ha convertido a lo largo de estos 40 años en un protagonista activo de los cambios y mejoras quese han venido produciendoen los sectores sanitario y de atención a la dependencia, realizando aportaciones técnicas de valor gracias a la generosidad y compromiso de todos sus asociados.

Autonomía de gestión orientada a resultados

Desde la concepción que un sistema sanitario maduro, que busca la respuesta eficiente a las necesidades de la población, no viene determinado por la reglamentación de procedimientos, sino por la capacidad de encontrar las soluciones adecuadas en cada momento a una realidad compleja, La Unió construye su cultura sobre la base que las organizaciones deben orientarse a obtener los mejores resultados adaptando el funcionamiento de los servicios con los recursos que la sociedad está dispuesta a destinar a la sanidad.

En el modelo sanitario de Cataluña, el Servicio Catalán de la Salud contrata los servicios a las entidades proveedoras que conforman el Siscat. Desde la implantación de este modelo, los contratos incluyen objetivos relacionados con el Plan de salud que son evaluados anualmente. Desde el año 2011, la actividad y los resultados de las entidades se publican nominalmente en la Central de Resultados del Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña. Este ejercicio de transparencia y evaluación permite rendir cuentas a la población y es un estímulo de mejora, aprendiendo de los que consiguen los mejores resultados.

A modo de ejemplo, en la tabla 1 se muestra una selección de resultados de los hospitales de las entidades asociadas a La Unió. Estos datos, cada vez más centrados en resultados, pasan a ser la referencia de análisis interno y de comparación, para que cada entidad, aprovechando su autonomía de gestión, encuentre sus líneas de progreso, adaptando sus procesos en beneficio del conjunto del sistema y la eficiencia social.

En los indicadores seleccionados, el conjunto de hospitales asociados a La Unió no muestra resultados significativamente diferentes al grupo de hospitales no asociados, excepto en el índice de substitución de CMA y la estancia media, superior e inferior, respectivamente, en los hospitales asociados a La Unió.

Apoyo a la gestión y la innovación

Complementando el rol eminentemente asociativo y participativo, La Unió también ofrece una serie de servicios a sus asociados en forma de consultoría de gestión, consultoría asistencial, benchmarking, asesoramiento en planificación estratégica, acreditación, evaluación de calidad, selección de personal, comunicación, protección de datos o asesoramiento legal, con la colaboración de la Fundació Unió.

Conjuntamente con otras organizaciones, dispone de una amplia cartera de actividades de formación para los distintos perfiles profesionales del sector sanitario y de la dependencia.

Algunos de los servicios que ofrece La Unió también se han extendido a entidades no asociadas que se acogen voluntariamente.

Un ejemplo de estos servicios que ofrece La Unió es el CodiTipus (Código Tipo), al que están adheridas más de 200 entidades, de todo el ámbito estatal. El Código Tipo recoge las normas de buenas prácticas en la protección de datos de carácter personal, gestiona el conocimiento actualizado en la materia y facilita su gestión segura.

Preocupados por potenciar y reconocer la innovación como una vía indisociable de mejora de gestión, periódicamente se organizan jornadas de presentación de experiencias. Asimismo, se ha trabajado con expertos y profesionales involucrados en procesos de innovación internos a las organizaciones para consolidar la conceptualización del significado y valor de la innovación en las organizaciones sanitarias y sociales, impulsando su encaje organizativo tanto en los equipos profesionales como en las esferas directivas.

Uno de los proyectos emblemáticos que los asociados de La Unió han impulsado en los últimos años ha sido el de compartir conocimiento y aprender de los resultados participando en diferentes grupos de benchmarking que evalúan indicadores cuantitativos y cualitativos, sobre productividad, calidad de la asistencia y eficiencia en la gestión.

Colaboración público-privada y responsabilidad social corporativa

La colaboración público-privada, en este caso desde la perspectiva de interacción entre las administraciones públicas y las empresas para garantizar la prestación de un servicio, se ha revelado como una vía útil para la sostenibilidad y el progreso del sistema sanitario en Cataluña a lo largo de su historia más reciente. La colaboración público-privada parte de la constatación que los poderes públicos ya no pueden actuar solos en la producción de respuestas a los variados, complejos y cambiantes problemas sociales.

Actualmente asistimos a una polarización de posiciones entorno a una superada dicotomía entre gestión pública y privada. La colaboración público-privada aporta valor en la medida que permite ampliar la base de conocimiento, ganar flexibilidad, estimula la innovación e incorpora una mayor atención al foco de la eficiencia.

La Unió tiene su origen en esta forma de entender la colaboración público-privada, buscando óptimos locales, intentando consolidar el capital de conocimiento y experiencia profesional y de gestión.

En el momento actual, La Unió ha hecho una apuesta clara para promover la responsabilidad social de las entidades, como organizaciones que se preocupan de entender qué quieren las personas, que maximizan los resultados con los recursos disponibles y que colaboran entre ellas en beneficio de la sociedad.

Desde este planteamiento, de autonomía de gestión orientada a resultados, de transparencia y de responsabilidad social, medible y exigible, La Unió hace su aportación al debate sobre la mejora del sistema de salud, superando la caduca disyuntiva entre lo público y lo privado.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email