Información sobre SEDISA

LOS DIRECTIVOS ANALIZAN SU EMPLEO EN LOS HOSPITALES

La inmunoterapia aporta esperanza frente al cáncer


Los acuerdos de riesgo compartido son una fórmula para promover su uso

Redacción. Bilbao Los nuevos tratamientos inmunoterapéuticos han mejorado mucho su eficacia, y su uso y utilización se explora para una considerable variedad de tumores con resultados prometedores, lo que ha posicionado a esta área como una herramienta de futuro importante del tratamiento médico del cáncer, junto con la quimioterapia y las terapias dirigidas.

En el marco de la Jornada Inmunooncología: novedades en la Gestión Oncológica, organizada por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) con el apoyo de Osakidetza y con la colaboración de Bristol-Myers Squibb, Jon Guajardo, director gerente de la Organización Sanitaria Integrada Barrualde-Galdakao y vocal de la Junta Directiva de Sedisa, ha aseverado que la Inmunooncología supone “un cambio a la hora de afrontar y plantear los tratamientos del cáncer y ha demostrado estar siendo muy efectiva en algunas patologías”.

No obstante, argumenta: “Debido a que esta innovación tiene un coste muy alto, debemos buscar fórmulas que ayuden a poder implementar estos tratamientos”.

Las nuevas opciones terapéuticas de Inmunooncología “ofrecen la posibilidad de alcanzar respuestas prolongadas, sin necesidad de recurrir a tratamientos más agresivos, y se están demostrando útiles frente a distintos tumores”, ha destacado Josep Manuel Piera, jefe del Servicio de Oncología Médica de la Organización Sanitaria Integrada Donostialdea.

Así, Piera ha declarado que seleccionando bien los casos “se puede adelantar mucho y hay fórmulas, como los acuerdos de riesgo compartido, que pueden contribuir a optimizar el rendimiento de los tratamientos”.

Y es que ambos expertos coinciden en que el cáncer en Euskadi es un reto de primera magnitud. Es la primera causa de muerte por delante de las enfermedades cardiocirculatorias; en 2011 se diagnosticaron en Euskadi un total de 14.267 casos nuevos de pacientes con cáncer, y, debido a los mejores resultados terapéuticos, va aumentando progresivamente la prevalencia de la enfermedad e incrementándose año tras año la demanda asistencial.

“Supone un reto importante para el sistema, pero en nuestra comunidad se está trabajando activamente en la dirección adecuada”, ha apuntado Piera, mientras que Guajardo ha señalado que “afortunadamente para todos, hoy en día se logran más diagnósticos precoces y se han mejorado los tratamientos. Asimismo, hemos conseguido, en muchos casos, la curación de la enfermedad o un incremento de la supervivencia”.

Asociada a esta reflexión, el doctor Guajardo señala que esta situación implica un incremento de los recursos necesarios debido a que se trata a un mayor número de pacientes que antes y a que la evolución y mejora de los tratamientos incrementa el coste de los mismos. Además, “contrariamente a lo que cree la sociedad, que asocia inmediatamente cáncer y muerte, hoy en día, muchos pacientes pueden vivir durante mucho tiempo con el cáncer. Es lo que se denomina cronificación del cáncer”, ha destacado.

Compromiso y sostenimiento

“Los costes de los medicamentos pueden comprometer la sostenibilidad, especialmente cuando se aplican durante largo tiempo a tumores muy prevalentes. Y no debemos olvidar que esto ocurre no sólo en el cáncer, sino la mayor parte de las enfermedades”, agrega el doctor Piera, que considera que es necesario un compromiso compartido para mantener el sistema.

En este sentido, Guajardo ha argumentado que “resulta una suerte disponer de innovaciones terapéuticas en oncología, pero es necesario que algo cambie para que nuestro modelo sanitario sea sostenible”, por lo que cree que se debe apostar, entre otras cosas, por nuevas fórmulas de corresponsabilidad entre la industria farmacéutica, las organizaciones sanitarias, profesionales y los ciudadanos.

Además, considera clave la evaluación, “poder registrar la información y medirla conociendo los resultados que obtenemos en cada paciente. Todo esto lo debemos hacer de una manera coordinada entre todos los implicados en nuestro sistema (servicios y profesionales) y de manera sistematizada”.

Por último, el director gerente de la Organización Sanitaria Integrada Barrualde-Galdakao y vocal de la Junta Directivos de Sedisa, ha ensalzado la importancia de la profesionalización de los directivos de la salud, ya que, a su juicio, “es necesario tener un conocimiento amplio y experimentado en gestión sanitaria para aplicar medidas e iniciativas que favorezcan e impulsen nuevos modelos de gestión que respondan a las necesidades de la población y los pacientes, manteniendo la sostenibilidad y la calidad de la atención”.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email