Entrevista

MANUEL LLOMBART, CONSEJERO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

“Nuestra sanidad es cien por cien pública”


Por Julio Villalobos e Isabel Tovar

Por Julio Villalobos e Isabel Tovar

Aunque la crisis económica ha repercutido notablemente en los ciudadanos, seguimos teniendo un excelente sistema sanitario, con una gestión transferida a su Comunidad desde hace más de 12 años. ¿Cuáles son los principales problemas con que se enfrenta esta Comunidad Autónoma para dotar a sus ciudadanos de una sanidad sostenible, equitativa y eficiente?

Hemos pasado momentos económicamente difíciles, que con mucho esfuerzo por parte de todos, hemos superado sin que repercutiera en la calidad de la asistencia. Ha sido una época marcada por la búsqueda de la sostenibilidad del sistema, unida a las políticas de eficiencia que hemos aplicado durante este tiempo.En la Comunitat hemos conseguido mantener una sanidad pública, gratuita y de calidad que avanza día a día hacia la excelencia, centrada en el paciente y en los profesionales.

La Generalitat Valenciana destina este año 5.492,9 millones de euros a Sanidad, el 42,2 por ciento del presupuesto total de las cuentas autonómicas. Es decir, cada día dedicamos más de 15 millones de euros a mejorar el sistema sanitario valenciano. Sin embargo, hay factores que complican el mantenimiento de la sanidad, como la deficiente financiación estatal, que sitúa el gasto en salud per cápita en la Comunitat por debajo de la media nacional y muy por debajo de las comunidades con mayor gasto per cápita sanitario. El nuevo modelo de financiación debería estar basado en las personas y no en los territorios.

JPEG - 121.2 KB

Además, en la Comunitat estamos trabajando por cambiar el modelo asistencial, pasando de un paciente pasivo a uno activo, que participa de las decisiones en torno a su enfermedad y que sabe formar parte de la gestión de su enfermedad, lo que sin duda repercute en una mejora de la calidad asistencial.

Aunque otros temas políticos, especialmente en este año de elecciones, están acaparado la atención pública, el debate sobre la solvencia y sostenibilidad de nuestro Sistema Sanitario es un tema que preocupa a políticos, gestores y ciudadanos. ¿Cuáles son las soluciones para equilibrar la disminución de su financiación y el creciente coste de los servicios sanitarios? ¿Son compatibles medidas como el copago y la externalización de la gestión de los hospitales con la equidad?

Como digo, somos una de las autonomías con menor gasto per cápita de España, a pesar del continuo esfuerzo que hacemos para garantizar una sanidad de calidad. Hemos hecho un gran esfuerzo para hacer más con menos, y así lo demuestra el hecho de que hayamos conseguido disminuir el gasto sin reducir los servicios.Ello va a unido a nuestras políticas de eficiencia, lo que nos ha permitido que el gasto real haya disminuido más de 1.500 millones de euros en los últimos tres años, acercándolo al presupuesto aprobado. Un aumento del presupuesto y una disminución del gasto llevan ineludiblemente a que esta diferencia se reduzca al máximo, un elemento imprescindible para la sostenibilidad del sistema.

El gasto sanitario en la Comunitat Valenciana se ha reducido de los 7.121 millones de euros de 2010 a los 5.650 millones de euros con los que se cerró 2013 debido fundamentalmente al esfuerzo en la eficiencia de nuestras actuaciones.

Sobre el copago, nosotros ya dijimos en su momento que evidentemente no íbamos a ser insumisos con una normativa básica pero que seríamos los últimos en aplicar ese copago hospitalario. En estos momentos, desde el Ministerio está habiendo una sensibilidad especial hacia una medida que entendíamos que no iba a llevar a la sostenibilidad de este sistema. Existen otras medidas que están incorporadas en el mismo Real Decreto, decreto 3/12, que sí que han sido absolutamente necesarias o muy útiles para generar un sistema que cada vez sea más sostenible, pero en el caso del copago entendemos que no. Por tanto, el hecho de que ya sea motivo de reflexión por parte del Ministerio, pues nos alegra a todos.

En cuanto al modelo de aportación farmacéutica ha reparte o extiende la aportación en función de los valores medios de la renta para permitir un acceso más equitativo a los medicamentos.

Así, hay gente que no ha realizado ninguna aportación (más de 100.000 personas), los pensionistas están en una media por debajo de los topes máximos de 8, 18 y 60 euros (media de cinco y seis euros mensuales) y la gente que aporta un 40 por ciento o un 50 por ciento lo hace en una cantidad media mensual un poco mayor que los pensionistas.

Hay que recordar que en la Comunitat, desde el 1 de julio de 2013, se controla lo que el pensionista adelanta en las farmacias y no se permite que realice o adelante más aportación.

JPEG - 65.2 KB
El consejero firma su apoyo al Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria.

Esta Comunidad fue la primera que apostó, no sin controversias políticas, por las concesiones administrativas para realizar la provisión de los servicios sanitarios de un área de salud, modelo que se ha ido extendiendo, a otras áreas de ésta y de otras comunidades autónomas, con notables polémicas. ¿Tienen evidencias de las ventajas que aporta este modelo en la gestión pública de los hospitales? De ser así, ¿por qué cree que se formulan constantemente críticas, internas y externas, a este modelo?

Ante todo quisiera destacar que la sanidad valenciana es cien por cien pública y gratuita. Todos los ciudadanos pueden utilizar los servicios sanitarios de manera gratuita y universal, independientemente del tipo de gestión. Lo importante, en sanidad, es resolver la situación que en cada momento se plantea y no el método utilizado. Nuestra prioridad es el paciente y en cada momento tuvimos y tenemos que escoger el método que consideramos más adecuado. El 85 por ciento de la sanidad en la Comunitat Valenciana continúa siendo de gestión directa.

Cabe destacar que el grado de satisfacción de los pacientes atendidos en centros de gestión indirecta es, cuando menos, igual a los de gestión directa. En general, según las encuestas de satisfacción, el 87,5 por ciento de los encuestados se muestran satisfechos o muy satisfechos con la atención recibida en el departamento de salud. Asimismo, el 91’24 por ciento dicen estar satisfechos o muy satisfechos con la atención hospitalaria, porcentaje que, en el caso de la Atención Primaria, es del 83’87 por ciento.

En cuanto a las críticas, quizás algún partido político pretende sacar rédito de la crítica a este tipo de gestión, pero la colaboración público-privada no la ha inventado un partido político concreto: la Comunitat fue pionera en la implantación de la gestión privada en el Hospital de la Ribera en 1999, y, cuatro años más tarde, lo ampliamos a la Atención Primaria. Pero la colaboración con entidades privadas ha funcionado con todo tipo de partidos y en muchas comunidades autónomas.

Lo importante, en sanidad, es resolver la situación que en cada momento se plantea y no el método utilizado. Nuestra prioridad es el paciente y en cada momento tuvimos y tenemos que escoger el método que consideramos más adecuado.

La Consejería que encabeza ha apostado históricamente por la implantación de las tecnologías de la información y de la comunicación como un elemento estratégico. ¿Cree usted que su organización, gestores y profesionales están preparados para la utilización eficiente de la misma? ¿Cuáles son los objetivos reales a alcanzar con su implementación?

Los sistemas de información de la Conselleria de Sanitat están perfectamente preparados para que el equipo humano de la Conselleria de Sanitat, además de introducir información, empiece a utilizarla de forma eficiente, de esta forma nuestros cualificados profesionales puedan orientar su trabajo de forma preventiva en vez de forma reactiva.

Desde el Gobierno Valenciano hemos apostado y vamos a seguir apostando por la implantación y el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación. Este año 2015 la Generalitat dedicará casi 37 millones de euros al mantenimiento, incremento y mejora de los sistemas de información de toda la red pública sanitaria valenciana, cantidad que se une a los más de 240 millones de euros dedicados a este fin desde 2009.

Nuestra finalidad es proveer a los profesionales sanitarios de las mejores herramientas de trabajo y de gestión para que puedan proporcionar al ciudadano una atención cada día más eficaz, de mayor calidad y más eficiente. A la vez se facilita a la ciudadanía la accesibilidad a elementos que faciliten su relación con el sistema sanitario.

Esta apuesta por las nuevas tecnologías se materializa en proyectos ya implantados o en desarrollo como la historia clínica electrónica, la digitalización de la imagen radiológica, los sistemas de gestión hospitalaria Orión Clinic y Orion Logis, el sistema de gestión de atención ambulatoria Abucasis II, los programas de gestión económica Cobra o Compás o el gestor de la receta electrónica Gaia.

En la Comunidad Valenciana se abordó desde hace años un ambicioso proyecto de Sistema de Información Integral de los datos sanitarios ¿Están Uds. satisfechos con los resultados? ¿Han logrado la integración de la Historia Clínica? ¿Tienen una evaluación de sus resultados y costes?

A fecha de hoy hemos podido llegar a integrar la Historia Clínica de Ambulatoria y Especializada, de tal forma que los profesionales de un ámbito pueden consultar la historia de otro ámbito y viceversa.

Sí, tenemos una evaluación de resultados y los resultados han sido siempre positivos, y cada día que pasa son mucho más positivos. En cuanto a los costes, lo primero que debemos tener claro es la magnitud de nuestros sistemas de información. Hablamos de un entramado de sistemas de información que atienden 2 millones de hospitalizaciones y urgencias, más de 60 millones de citas anuales, da cobertura a 6,8 millones de historias y se usa en más de 850 centros de salud, en todos los hospitales de los 24 departamentos de salud.

Atendiendo a esta volumetría, podemos decir que sí, que son muy rentables. Por ejemplo, en este momento se está realizando la implantación completa del producto de historia clínica Orion-Clinic en siete departamentos a un coste de 1.700.000 euros por hospital, en cualquier otro software de mercado implantaríamos dos hospitales como mucho.

Hace más de ocho años se aprobó la denominada Ley de Dependencia, que supone un indudable avance para la atención de las personas dependientes pero que requerirá una importante financiación que hasta ahora no se ha logrado. ¿Cree posible la nítida separación entre dependencia, atención social y atención sanitaria, que sin duda afectará a la financiación de cada una de ellas?

El asunto de la Ley de Dependencia no es competencia de Sanidad en la Comunitat Valenciana, sino una cuestión que se aborda desde el Departamento de Bienestar Social.

Hay muchas personas y organizaciones que se cuestionan la necesidad de una organización gerencial en nuestras organizaciones sanitarias. ¿Cree que somos necesarios? ¿Cuál es su opinión y experiencia sobre la aportación de los equipos directivos a la mejora de la eficiencia de nuestro sistema sanitario? ¿Cómo encajaría la gestión o el gobierno clínico en este tipo de organización?

Considero que la organización con equipos directivos es positiva para el buen funcionamiento de la institución sanitaria, y, de hecho, en la Comunitat seguimos apostando por esta organización. Establecer una estructura piramidal permite estar al tanto de todas y cada una de las necesidades.

Por lo tanto, considero importante que el gerente cuente con un equipo directivo estructurado en las diferentes áreas asistenciales y administrativas. Además, el hecho de contar con equipos directivos agiliza la comunicación con la Conselleria de Sanitat y la puesta en marcha de soluciones asistenciales. En general, permiten mejorar la eficiencia de la organización.

Además, el gerente debe tener una visión clínica que le permita gestionar correctamente los aspectos asistenciales del departamento. Lo importante es que esa visión se dirija a velar por los pacientes, y se haga por la mejora de la calidad asistencial.

Con frecuencia, tras un cambio político, asistimos a cambios generalizados en los puestos directivos de las organizaciones sanitarias.En su opinión ¿Cómo debe combinarse la fidelidad política y la destreza profesionales en gestión para mantener estable estos puestos cuya continuidad creemos es crucial para el progreso de las organizaciones que dirigen?

Como ya he indicado anteriormente lo más importante desde la gerencia es que, ante todo, se vele por el bienestar de los pacientes, garantizando la calidad asistencial y el buen funcionamiento de los recursos.

Además, en una cartera como es Sanidad, en la que consideramos que el paciente es el eje prioritario sobre el que debe girar todo el sistema sanitario, cuando se nombra a un gerente se hace con la certeza de que hará bien su gestión.

Lo que hace falta es que los mejores profesionales estén al frente de instituciones tan relevantes, como son las sanitarias.

Ahora bien, es cierto que un gobiernosiempre establece unas líneas de trabajo, con las que debe alinearse el gestor, y, si se está de acuerdo con estas directrices, es más fácil trabajar bien, a gusto y obtener mejores resultados, que si se es disconforme.

Algunas comunidades autónomas han optado por la Gerencia única de área en sus organigramas, para lograr una mayor integración entre los niveles de atención a la salud. ¿Cree que esta opción aporta ventajas al modelo convencional? ¿Sería posible avanzar hacia la integración con los servicios sociales?

Este es un tema muy complejo. Es cierto que en otras administraciones, como el Ministerio, está unida la materia de sanidad con la de Bienestar social, y en otras comunidades autónomas también. Es cierto que la Sanidad debería adaptarse a la sociedad que va tratando. Cada vez hay más enfermos crónicos, afortunadamente hay técnicas médicas y farmacéuticas que proporcionan mayor esperanza de vida. Hay por tanto una mayor población crónica y hay que orientar los recursos y los modelos asistenciales a esta población. Debemos hacer un análisis funcional y adaptarnos, con un concepto dinámico y funcional. Debemos huir de las estructuras de gestión o conceptuales.

Tras los años transcurridos desde su nombramiento. ¿Cuáles son los principales objetivos que ha logrado? ¿Cuáles le quedan por lograr?

Ha sido una época marcada por la búsqueda de la sostenibilidad del sistema, el cambio de modelo sanitario centrado en fomentar el paciente activo que gestione su enfermedad, la búsqueda de la motivación del profesional, hemos recuperado la carrera profesional, llevado a cabo nuevas infraestructuras sanitarias y muchas otras cosas. En definitiva, hemos logrado mantener la calidad asistencial a pesar de las dificultades económicas y hemos incrementado la actividad sanitaria.

De hecho, hemos incrementado la actividad quirúrgica de los hospitales valencianos pasando de 374.047 intervenciones quirúrgicas en el año 2013 a 382.934 intervenciones en quirófano en el año 2014, lo que supone un incremento del 2,4%. Se ha reducido la lista de espera a 60 días, por otro lado, las nuevas técnicas y el esfuerzo de la Conselleria de Sanitat para potenciar alternativas a la hospitalización está permitiendo un incremento de las intervenciones de cirugía mayor ambulatoria. Todo esto se traduce en una mejora asistencial y pone de manifiesto el esfuerzo y dedicación de nuestros profesionales sanitarios.

Destacaré, asimismo, que hemos aprobado la Ley de Salud valenciana. Se trata de un paso muy importante porque es la normativa que regula todo el sistema sanitario a excepción de la normativa farmacéutica. Con esta ley conseguimos proteger más a nuestros médicos al considerarlos autoridad pública, facilitamos la libre elección de médico y centro sanitario, creamos un Comité de Pacientes porque consideramos que es importante aumentar su participación en las decisiones del sistema sanitario, la adaptamos a la realidad asistencial actual al regular aspectos como la adicción a las nuevas tecnologías.

Además, hemos sacado 282 plazas con la OPE 2014, de los cuales 179 corresponden al turno libre y 103 plazas se proveerán mediante el sistema de promoción interna. Con la OPE de 2015, dado que la tasa de reposición ha pasado del 10 al 50 por ciento, podremos sacar más plazas que en 2014.

Y seguimos apostando por la mejora de las infraestructuras sanitarias. Acabamos de abrir el hospital de Llíria, y en breve, se pondrá en marcha el nuevo hospital de Gandía.

Durante este tiempo creo que hemos hecho lo que hemos podido. Se ha trabajado en equipo, y eso no es fácil en un departamento tan grande como es Sanidad en el que trabajan cerca de 60.000 personas. Pero principalmente, se ha trabajado con esfuerzo y con mucha intensidad, por eso tengo la conciencia tranquila porque cuando ves que la gente responde y que las cosas salen adelante te das cuenta de que el ese esfuerzo merece la pena.

Sabemos que la Consejería de Sanidad no es una perita en dulce, pues da muchos dolores de cabeza aunque también dé grandes satisfacciones. Con sinceridad y con la experiencia acumulada. ¿Volvería a aceptar el liderazgo de la Consejería de Sanidad?

La responsabilidad de gestionar la sanidad pública de la Comunitat Valenciana requiere un gran esfuerzo y dedicación, pero a la vez cada pequeño logro supone una gran satisfacción. La decisión de repetir como conseller de Sanitat no depende de mí sino de los ciudadanos en primer lugar, y del President. Sin duda es una gran experiencia.

Por último, queremos agradecerle el gran apoyo recibido para su celebración. ¿Qué ha significado para usted y la Administración que dirige la posibilidad de recibir uno de los eventos más prestigiosos en gestión sanitaria?

Como conceller, considero que la organización de eventos en nuestra Comunitat como el 19º Congreso Nacional de Hospitales significa una muestra más del buen funcionamiento de nuestro sistema sanitario. En muchos aspectos somos un referente a nivel nacional, y podemos estar orgullosos de ello. Por ello, seguiremos trabajando intensamente para que siga siendo así.

Por lo tanto, es una satisfacción que Alicante y Eche hayan sido elegidas este año como sede de este Congreso que reúne a más de 2.000 profesionales, con 30 mesas redondas, 1.000 comunicaciones y 20 talleres, y que cuenta con la asistencia de directivos de hospitales de toda España.

En este sentido, considero que supone un encuentro muy importante que nos ofrece la oportunidad de abordar y exponer los retos a los que se enfrenta el sistema sanitario español.

Retos como ya mencioné durante mi intervención como el envejecimiento de la población o el aumento de los procesos crónicos, unido al aumento en la demanda de servicios o la influencia creciente de las nuevas tecnologías sanitarias, que irán cambiando el perfil asistencial del paciente, la atención médica que recibe del profesional y la forma en que la Administración sanitaria gestiona los servicios.

Considero que el hospital del futuro se apoyará cada vez más en la innovación tecnológica y será menos burocrático y corporativo, fomentando el trabajo en equipo. Así, las redes hospitalarias verán cómo se incrementan los hospitales de crónicos y de media y larga estancia; se consolidará la atención domiciliaria, seguirá creciendo el abordaje ambulatorio de los procesos clínicos y mejorará la coordinación entre los recursos sociales y sanitarios.

Le agradecemos el tiempo que nos ha dedicado y sus opiniones, que sin duda clarificarán a nuestros socios la postura de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana sobre los asuntos transcendentales que hemos comentado aquí y en el 19º Congreso Nacional de Hospitales que celebramos en esta comunidad autónoma en marzo y en el que esperamos contar con su presencia. Para Sedisa, resulta una satisfacción y un honor la realización del Congreso Nacional de Hospitales en la Comunidad Valenciana.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email