Información sobre SEDISA

EL 9 DE JUNIO COMIENZA A FUNCIONAR EL NUEVO MODELO DE CITA

Osakidetza invertirá 14 millones de euros en el Proyecto Multicanal


El plan se inicia con una prueba piloto de cien enfermos con EPOC y se espera que esté implantado en todo el País Vasco en el plazo de tres años

Texto e imagen: Javier Barbado. Vitoria (Álava) / El bautizado como Proyecto Multicanal, una compleja plataforma tecnológica que aspira a establecer “un nuevo modelo de interacción entre usuarios y profesionales sanitarios”, en palabras de su director, Pablo Arbeloa, estará listo en el plazo de tres años (contados desde principios de este verano) y exigirá un desembolso del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza calculado en un importe máximo de 14 millones de euros para el proveedor contratado.

JPEG - 39.8 KB
Pablo Arbeloa, director del Proyecto Multicanal, durante su exposición en Vitoria.

Arbeloa, quien también ostenta la gerencia de Osatek, mostró el esbozo general del proyecto a una treintena de directivos de la salud congregados a finales de mes en el Parador Nacional de Argómaniz, Vitoria, durante el primer Encuentro Autonómico de Directivos de la Salud organizado por Sanitaria 2000, grupo editor de Publicación Médica de Directivos de la Salud, con el patrocinio de Gasmedi y el auspicio de Osakidetza y de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa).

Entre las condiciones del pliego técnico del plan, que también se conoce como Proyecto Osarean-Osakidetza y que fueron publicadas el pasado 19 de mayo, se incluye un “peculiar” sistema de facturación per cápita, es decir, se paga al proveedor “en función de cada uno de los ciudadanos que empieza a ser atendido con la nueva plataforma”, explicó Arbeloa. Esto significa –admitió– que se trata de una “gran inversión” no exenta de riesgo ya que, de no cumplirse los objetivos programados, la suma de dinero y esfuerzo acumulados justificarían que se hablase de “fracaso”.

El primer paso está fijado para el 9 de junio, día en que se espera que, por primera vez, el ciudadano pueda hacer uso del nuevo modelo de citación en Atención Primaria. Por lo general, según matizó Arbeloa, se trata de que el paciente pueda establecer una cita “no presencial” con su médico de cabecera gracias a los medios telemáticos: una web multicanal que ofrecerá todas las prestaciones posibles al enfermo y, para aquéllos que sean reacios a las nuevas tecnologías, una red telefónica (call center) que permita acceder a los mismos servicios ofertados al internauta.

El sistema ofrecerá “dos innovaciones en prestación y una gran novedad”: no se trata sólo de una cita con el médico, sino también con el enfermero o la matrona u otros “profesionales de primera línea”; y, en segundo lugar, internet y el sistema de call center hacen posible la cita no presencial. En cuanto a la gran novedad, el profesional ofertará al enfermo la totalidad de los huecos que le permita su agenda para concertar el encuentro y, además, se ofrecerá la opción del llamado “consejo sanitario”, es decir, el paciente podrá consultar a distancia cualquier duda sobre su salud. Respecto a este último aspecto del proyecto, Arbeloa reconoció que genera “cierta incertidumbre” y que, en todo caso, se evaluarán los resultados como en el resto del plan.

Se espera, con todo ello, ahorrar tiempo a los profesionales, promocionar la formación del paciente en su propio cuidado y descargar de papeleo y trabajo administrativo las consultas hospitalarias y de los centros de salud. “El 70 por ciento de las interacciones entre el ciudadano y el sistema sanitario son exclusivamente verbales: no hay exploraciones ni pruebas complementarias, sino dos personas que se transmiten una información verbal”, recalcó Arbeloa para justificar la oportunidad del proyecto.

En efecto, salvo para pedir cita en el primer nivel asistencial, el paciente necesita desplazarse al centro de salud o al hospital. Y, tan sólo para conseguir, por ejemplo, una receta de amoxicilina –puso como ejemplo– ha de invertir no menos de unas “cuatro horas” entre pedir permiso en el trabajo, acudir al médico de cabecera y comprar el medicamento en la farmacia.

El Proyecto Multicanal está pensado para reducir esos tiempos, como explicó con reiteración su director a lo largo de la exposición, pero para ello necesita que los profesionales y los gerentes y directivos se involucren en su desarrollo y creen “entornos de colaboración” que lo hagan posible. En realidad, Arbeloa señaló esta actitud de los profesionales del sector como el “punto crítico” para conseguir el éxito del programa. “El paciente estará encantado si se le dice que el médico va a hacerle la consulta por correo electrónico, pero tal vez haya muchos profesionales reacios a usarlo” alegando, por ejemplo, una posible vulneración de la Ley de Protección de Datos, declaró.

Tramos del proyecto y criterios de evaluación

De acuerdo con el Plan Director publicado, a tres años vistas se sucederán cuatro “tramos” de desarrollo que concluyen con la implantación definitiva del proyecto.

Auditorio al que Pablo Arbeloa presentó el proyecto, en el Encuentro Autonómico celebrado en Vitoria.Uno primero que comienza en este mismo mes y que está dirigido a una población de 50.000 habitantes; otro segundo previsto para noviembre dirigido a 400.000 ciudadanos; el tercero, destinado a una población de un millón de habitantes y, por último, la “universalización” del nuevo servicio a la totalidad de los ciudadanos vascos.

Cada una de estas pruebas-piloto se evaluará a partir de una serie de criterios, en concreto de cinco indicadores: efectividad clínica, calidad de vida, satisfacción de los profesionales y de los pacientes y criterios de eficiencia en el consumo de los recursos disponibles.

Por otra parte, Arbeloa subrayó la importancia del “CRM”, un sistema de ordenación de clientes (en este caso pacientes) que interacciona con el sistema informático de la Atención Primaria Osabide-AP y que “actualiza y recoge información” de todos los niveles asistenciales. “Toda interacción [entre paciente y sanitario] a través de CRM ha de dejar marca en Osabide-AP”, sentenció Arbeloa, porque, de lo contrario, se corre el riesgo de que la información se fragmente.

Prueba-piloto con enfermos de EPOC

Por último, Arbeloa expuso al auditorio los detalles de la primera prueba-piloto, que comienza ahora mismo y que tendrá como objeto de estudio a cien pacientes con EPOC severa reclutados a razón de cinco por semana de aquí a diciembre. Explicó, por ejemplo, los criterios de selección que se emplearán: aquellos enfermos que acumulen tres o más ingresos relacionados con la enfermedad en el último año, o bien cuatro o más ingresos en los últimos años.

El centenar de pacientes con EPOC procederá de la Comarca Interior (260.000 habitantes). Con el objeto de medir la efectividad en la intervención que reciba cada uno, se utilizará un grupo-control formado por otros cien pacientes del Hospital de Cruces, y se medirán variables como las tasas de ingreso o la satisfacción con la atención recibida reflejada en cuestionarios.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email