Editorial

Por Juli Fuster Culebras

Sostenibilidad y cronicidad: algunas reflexiones



Con el lema 18 ideas transformadoras para un presente retador, se han presentado las IV Jornadas de Gestión Sanitaria de Palma de Mallorca. Dos retos importantes para debatir y avanzar: la sostenibilidad del sistema y cómo nos adaptamos para atender mejor la cronicidad.

El primero tiene que ver con el propio desarrollo del país, su capacidad de generar recursos y las prioridades de sus dirigentes. El segundo, sin ser ajeno al primero, tiene más que ver con nuestra capacidad organizativa. Sería bueno añadir un tercer reto, que también tiene mucho que ver con los dos anteriores, como es el papel de la Atención Primaria de salud y la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad integrados en su core.

Los presupuestos sanitarios públicos de la década comprendida entre 2000 y 2010 fueron insuficientes. Ello generó déficit e insatisfacción de los equipos directivos, y esta mala fama que nos persigue en el sentido de que la sanidad nunca tiene bastante; que es, en definitiva, un pozo sin fondo.

La crisis económica, además de plantear un escenario de recortes, alguno de ellos sin demasiada justificación ni visión de futuro, agravó la situación. No obstante, cualquier gestión en general exige conocer los márgenes disponibles, precisamente para gestionar con éxito.

El sector sanitario, complejo donde los haya, no es ajeno a esta situación. Conocer los objetivos de la organización a nivel de macrogestión y disponer de un presupuesto real para dar respuesta a estas exigencias y necesidades se hace imprescindible. Presupuesto que deberá ser acorde al crecimiento real de la comunidad para, de esta forma, garantizar la sostenibilidad del sistema.

Solo así se podrán exigir responsabilidades a los gestores. Éstos, por otra parte, deberán ser profesionales cualificados. No pueden dejarse las diferentes instituciones sanitarias en manos de personas sin experiencia ni formación, contratados solo por su afiliación política. No lo haría ninguna empresa seria en el mundo.

Como primera reflexión, por tanto, la necesidad de objetivos claros, presupuestos reales y gestión profesional como pasos imprescindibles para garantizar la sostenibilidad.

Nuestro sistema sanitario está claramente orientado y estructurado para la atención de la patología aguda. No obstante, la mitad de la población sufre al menos una enfermedad crónica, y, a partir de los 65 años, la media es de cuatro, lo que representa un 80 por ciento del gasto sanitario. A priori parece que las necesidades de la cronicidad pueden ser diferentes a las que ahora ofrecemos; por tanto, como mínimo, estamos obligados a analizar y valorar otras formas organizativas que respondan mejor a estas necesidades a un coste inferior.

El análisis en profundidad del actual sistema organizativo hospitalario, la puesta a disposición de auténticas camas de atención a la patología crónica y la eliminación definitiva de la barrera existente entre lo social y lo crónico, que tradicionalmente se ha venido a denominar socio-sanitario, se revela imprescindible.

El aumento de la capacidad de resolución de la Atención Primaria de salud; el aumento de las actividades de atención domiciliaria y apostar definitivamente por dotar de recursos las actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad dentro de Atención Primaria de salud, permite ofrecer respuestas al nivel más cercano al paciente de manera más eficiente.

Como segunda reflexión, transformación de los hospitales de agudos, creación de espacios para la cronicidad, integración de los niveles sociales y apuesta definitiva por Atención Primaria de salud y actividades de salud pública, parece que se trata de un buen camino de mejora de atención a la cronicidad, garantizando así la sostenibilidad del sistema.

Todo ello nos plantea, en realidad, un cambio de modelo de atención sanitaria, el cual debe salir del consenso entre profesionales, ciudadanos, gestores y políticos, y al que no debemos regatear esfuerzos.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email