Información sobre SEDISA

A LA LUZ DEL INFORME AMPHOS DE 2015

Los directivos exploran alianzas estratégicas para reactivar la sanidad


Los acuerdos entre las comunidades autónomas, fundamentales

Toro, Madrid, Pamplona y Barcelona han sido por el momento las sedes de celebración del Foro sobre Calidad y Sostenibilidad. Alianzas Estratégicas en Salud, un espacio de análisis y debate en torno a lo que las alianzas estratégicas aportan y pueden aportar en cada comunidad autónoma, -a la luz del Informe Amphos sobre este asunto impulsado por la compañía AbbVie y realizado en 2015- para mejorar la calidad asistencial y la capacidad de investigación, docencia y desarrollo de los profesionales.

La cronicidad, el envejecimiento de la población, pacientes cada vez más informados y formados y el cambio del papel de los profesionales sanitarios en el sistema, entre otros factores, llevan consigo una evolución obligatoria de éste hacia mecanismos, procesos, formas de proceder y trabajar, etc., dirigidos a la eficiencia en términos de ofrecer y mantener la calidad asistencial y contribuir al mismo tiempo a la sostenibilidad.

En esta evolución resultan fundamentales las alianzas estratégicas, que conllevan un marco de colaboración estable entre dos o más organizaciones y con objetivos comunes a través de acciones conjuntas que implican intercambiar, compartir y generar recursos para mejorar la atención al paciente.

Pero no cabe duda de que las alianzas estratégicas no resultan posibles sin la implicación de los equipos directivos, dado que la cultura organizativa juega un papel clave para que los procesos de transformación de las organizaciones sean exitosos.

Procesos de transformación que, en cualquier caso, deben ubicar al paciente en el centro, dado que el objetivo final debe ser la mejora de la calidad asistencial enfocada al usuario, aportando mejora en la eficiencia, la eficacia y la seguridad de los procesos asistenciales a favor de la sostenibilidad.

Para ello, es fundamental establecer un marco de gestión estratégica, basado en una toma de decisiones compartida y coordinada entre las partes, estableciendo mecanismos de control y seguimiento de los objetivos y acciones diseñadas.

Rafael López Iglesias, director gerente regional de Salud de Castilla y León, ha declarado, en este contexto que asistimos “a un nuevo modelo de gestión, en el que las alianzas estratégicas se están convirtiendo en una herramienta fundamental para el desarrollo del conocimiento, experiencia, control de costes y eficiencia, desarrollo tecnológico, soporte financiero, mejora de la calidad asistencial y economías de escala. Asimismo, en línea con el desarrollo de los profesionales sanitarios, pueden mejorar la capacidad de investigación y docencia”.

Por su parte, César Pascual, director general de Coordinación de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha asegurado que “en la actualidad, en la que la reordenación de la asistencia sanitaria es fundamental, los hospitales deben posicionarse estratégicamente, siendo las alianzas estratégicas una herramienta clave para ello”.

Asimismo, Oscar Moracho, director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, ha reflexionado sobre que, en la organización sanitaria, “debemos alimentarnos de las mejores prácticas en gestión que se dan, tanto en otras organizaciones sanitarias como en organizaciones de otros sectores y, en este sentido, las alianzas estratégicas suponen un inestimable recurso de muy bajo coste que puede contribuir de una forma muy crítica a la mejora y sostenibilidad del sistema sanitario”.

Informe Amphos sobre Alianzas Estratégicas en el Entorno Hospitalario

Realizado en 2015, este Informe Amphos guía la puesta en marcha de alianzas estratégicas en el entorno hospitalario con el fin de mejorar la atención al paciente, en términos de acceso a los recursos, calidad asistencial y equidad.

En este marco, las posibilidades son variadas, las alianzas estratégicas pueden desarrollarse entre organizaciones de titularidad pública, entre organizaciones de titularidad privada o ser de colaboración público-privada.

De igual manera, sus ámbitos de actuación también son diversos, y aunque existe la posibilidad de realizar alianzas que afecten al hospital en su conjunto, habitualmente son más específicas y se focalizan en una o varias áreas como el desarrollo del ámbito asistencial, de los servicios clínicos de soporte, de los servicios de soporte no asistenciales, de programas de fomento de la salud, de la investigación, o de docencia e innovación y de nuevos productos.

Para la preparación de Informe Amphos 2015 se contó con la participación de una Comisión Asesora con 13 gestores del sector sanitario, así como un taller de trabajo con más de 50 gestores hospitalarios, que han analizado las experiencias nacionales e internacionales de gestión hospitalaria.

Del mismo modo, el Informe Amphos 2015 pretende aportar también una metodología para implantar alianzas estratégicas, mediante una guía que proporcione pautas claras sobre la orientación a resultados, la innovación, y la orientación al paciente, convirtiendo estos elementos en ejes centrales de las organizaciones sanitarias.

Así, el informe establece cuatro fases para la formación de Alianzas Estratégicas: la ‘Identificación de Oportunidades’, el ‘Diseño de la Alianza’, la ‘Implantación de la Alianza’, y el ‘Seguimiento’ que retroalimente el proceso para establecer mejoras.

Además, los gestores que han participado en la elaboración del Informe Amphos han establecido nueve principios básicos para las alianzas estratégicas en el entorno hospitalario:

- 1. Enfocar los beneficios de una alianza estratégica prioritariamente a: optimizar recursos, fomentar el desarrollo de los profesionales, desarrollar valor añadido y obtener beneficios mutuos.
- 2. Establecer un modelo de gobernanza para la alianza estratégica.
- 3. Mantener de forma constante los flujos de comunicación, internamente en cada una de las organizaciones, externamente, y entre los socios.
- 4. Implicar a los profesionales en el diseño y desarrollo de la alianza estratégica.
- 5. Formalizar los acuerdos para evitar conflicto
- 6. Considerar la compatibilidad de la cultura de cada organización participante para no generar disfunciones.
- 7. Gestionar las expectativas de cada una de las partes desde el principio.
- 8. Establecer una buena estructura de seguimiento de la alianza estratégica que permitirá avanzar de forma sostenible.
- 9. Realizar pedagogía a todos los niveles para que el desconocimiento del alcance de la alianza estratégica no actúe como freno.

Crear pdfVer en pdf | Versión para imprimir de este documento Versión imprimir | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email